miércoles, 27 de febrero de 2013

Casi Un Año Después, con la Cola Entre las Piernas y Un Proyecto Prometido

Siento vergúenza y algo de culpa. Salí de aquí, de mi blog, un día cualquiera sin saber que tardaría un largo, muy largo tiempo en volver.

Sé que tengo una deuda con muchas personas que me leían y que llegaron incluso a preocuprse por mí. Lo siento.

No sé los motivos. No planeé dejar de entrar ni de escribir. Pero si lo pienso bien, es probable que lo que me llevó a callar, al menos en un principio, fue la sensación de haberlo dicho todo, o casi todo.

Luego llegaron tiempos difíciles a nivel personal y familiar. Y el dolor me hace callar. No es malo ni bueno, es simplemente una manera muy personal de funcionar. Durante las crisis me acompaño de mí y, tal vez, de un puñado de personas... De quéllas a las que alguna vez llamé "los nuestros".
 
Hoy pasé la tarde haciendo algo que hacía mucho tiempo tenia pendiente. Y me vino y me viene a la cabeza éste, mi blog, el lugar en el que alguna vez dejé una promesa.
 
Hoy empecé a formar mi nuevo bonsai.

Es el retorno a una faceta de la antigua Natalia que alguna vez creí haber enterrado.
 
Les dejo una foto.
 
Sé que parece un pobre tronco sin futuro... Pero el tiempo, el trabajo delicado y la infinita paciencia que este arte requiere lo llevarán a ser una verdadera obra de arte. Prometido.


21 comentarios:

Albert dijo...

Solemos reflejar en un blog la reflexión después de madurar la experiencia, personalmente no soy tampoco de publicar ideas y sensaciones nacidas del dolor de un momento difícil... Seguro que 'los tuyos' han sabido aliviarte y darte el apoyo que necesitabas. Felicidades por el bonsai, estoy seguro que será el más bonito de los que has cuidado jamás. :)

Chitin dijo...

Siento mucho q hayas tenido una mala época, sólo espero que todo esté bien otra vez y que tus niños estén bien, al fin y a la postre es lo realmente importante para una madre.

Te he echado de menos, tus post, tus comentarios... pero tienes razón, a veces hay q parar.

Yo soy una completa nulidad para las plantas, pero seguro q tu bonsai es hoy un patito feo pero será un bonito cisne.

Bienvenida de nuevo!

Trax dijo...

Qué alegría verte de nuevo por aqui!
Espero que ya haya pasado todo lo malo, y que hayas recibido todo el apoyo de los tuyos.
Seguro que el arbolito se convierte en un arbol precioso.
Un besito.

Paulina Muñoz dijo...

Bienvenida! no nos debes nada :) si el silencio te lo debías a ti misma, nada más importa :)
Cariños!

Rosa Fernandez dijo...

NO sabes con qué alegría he leído tu entrada!!!. Te echaba de menos ;)
Para lo que necesites, ya sabes que me tienes. Un beso

Somos Múltiples dijo...

¡Bienvenida de vuelta! Anteanoche terminé de leer tu libro y aún estoy conmocionada por la intensidad de tu historia y todas las valiosísimas lecciones que podemos extraer de ella. Lo he disfrutado muchísimo, y a la vez me di cuenta de cuanto he extrañado tu blog. Ojalá que no te vuelvas a ir tanto tiempo :-)

Reina dijo...

Que rico leerte :)

Natty dijo...

uF!! No te imaginas la emoción que me dio ver que habías publicado!!
Ojalá esos tiempos difíciles que has pasado ya se vayan calmando y te encuentres bien (junto a tus hermosos pequeños) ..

Yo pensé que la distancia era por lo de tus estudios imaginé que poco o nada de tiempo te quedaba y que no lo ibas a usar en el blog, si no que en cosas más relevantes ..

Un fuerte abrazo y me alegró igual lo del bonsai =)

♥♥♥Amo Ser Mama♥♥♥ dijo...

Que alegría volver a saber de vos! Se te extraño en la blogosfera. Un cariño grande.

Paola dijo...

Ciao Natalia, sono Paola e ti scrivo dall'Italia! Spero di essere ben accetta nel tuo blog. Ti ho trovata in rete e ho Letto diversi tuoi post scoprendo che sia le nostre lingue che le nostre esperienze sono molto vicine. Hai una chiarezza di pensiero notevole e leggendoti si ha la sensazione di partecipare davvero alla tua vita e a quella dei tuoi grandissimi figli. Mi piacerebbe sapere qualcosa in più del tuo libro e provare a procurarmelo. Potresti darmi qualche riferimento per favore? (cognome, titolo). anche io ho tre bambini,e conosco molto bene le montagne russe della prematurita'... Grazie

Anónimo dijo...

Hola Natalia! Que bueno lo de tu vuelta. Habia dejado de entrar a ver si escribias algo y hoy dije a ver... despues de meses de no entrar y oh! sorpresa escribiste de nuevo.
Ojala tus cosas esten un poco mas encaminadas. Desde aqui te deseo lo mejor y mucha fuerza!!!
Besosos, Cecilia de Bs As

padresdetrillizas dijo...

Ay, Natalia, he entrado como otros días, sin mucha fe de encontrar nada escrito, cada vez me preguntaba qué pasaba... me alegra leerte de nuevo. Sólo espero que verte de nuevo por aquí sea signo de que las cosas están bien, los nios también, y tú vuelvas a tener ganas de compartir con nosotros tantas cosas. Te echaba de menos... Un abrazo enorme!

Carolina García Gómez dijo...

Bienvenida!!!! Tus razones tuviste para guardar silencio lo importante es que estás de regreso, me hace falta leerte!!! Un abrazo y qué rico que estés de vuelta.

Pamela dijo...

Te mando un abrazo.

carmengloria dijo...

Que alegría leerte!!! bienvenidos los silencios personales, son muy necesarios..... te mando un abrazo muy cariñoso.... y cuéntanos como va ese bonzai.

Anónimo dijo...

creo que siempre eso nos pasa a todos lo importante es que nos sintamos bien y salir adelante animo

Oz dijo...

Excelente post Natalia, muchas gracias por compartirlo, da gusto visitar tu Blog.
Te invito al mio, seguro que te gustará:
http://leyendas-de-oriente.blogspot.com/

Un gran saludo, Oz.

Psicología Clínica Hermosillo dijo...

Hola, no te conozco,pero al leerte, pude sentir gran afinidad contigo, yo soy mamá y psicologa también y recientemente he enfrentado una laguna personal, ciertamente a mi me funciona también ese breve "aislamiento", solo asi pongo en claro el nuevo rumbo, bienvenida de nuevo, un abrazo

Alana roy dijo...

Always have to post a comment, I cant help it ! Thanks Sarah
jeux be

Flo Marino dijo...

Es muy lindo lo que puede leerse en tus líneas. Es para mí muy simbólico lo que comenzaste a hacer. La necesidad de descargarte y compartir en el blog también demuestra que estás en proceso de cambio.

Te dejo un abrazo,
podés leerme cuando quieras :)

Beatriz Guerra Medina dijo...

Soy madre también de un niño sordo, en la actualidad tiene 17 años y junto con el reafirmamiento de su propia identidad lucha por hacerse un espacio en este mundo de oyentes. ya no es mi niño pequeño que yo arropaba debajo de mis alas para que el mundo no le hiciera daño. Tiene que aprender a vivir con su minusvalía. Bueno espero que te conectes y poder algún día hablar de mi experiencia y ayudar a otros padres