sábado, 8 de octubre de 2011

Lo Que No Te Mata ¿Te Hace Más Fuerte?

Es una frase que los amigos nos dicen cuando estamos en problemas o pasando una crisis: "Lo que no te mata, te hace más fuerte". Y sí, pienso que es una aseveración bastante atinada, pero lamentablemente no para todas las situaciones ni para todas las personas.

Las experiencias traumáticas, dolorosas o tristes nos enseñan algo, pero sólo si sabemos cómo afrontarlas, si tenemos los recursos emocionales, las redes de apoyo y la capacidad para elaborarlas y aprender de ellas. Si nos toca enfrentar una de estas situaciones sin redes de amigos o familiares, sin las herramientas emocionales para aprender y hacerse más fuerte, lo más probable es que nos marquen negativamente y no nos hagamos más fuertes de lo que fuimos.

Lo primero es asumir que estamos frente a una situación difícil. A veces nos cuesta hacerlo: creemos que si negamos lo que está pasando y "le echamos tierra" para taparlo, el tiempo hará lo suyo. Pero no es así: las heridas deben ser vistas y curadas para que no se cronifiquen, por lo que el reconocimiento de que estamos frente a un dolor es el primer paso.

Luego, entregarse a la herida, dejar que duela, llorar si es necesario, "topar fondo" como dicen algunos. No se trata de automartirizarse, pero sí de asumir que para salir adelante fortalecido y habiendo aprendido algo, es necesario, nos guste o no, dejar entrar a la cisis en nuestros corazones. A veces no nos damos el tiempo para hacerlo, a veces tenemos miedo a abrirla porque pensamos que nunca se cerrará y no queremos dejarla sangrar.

Pedir ayuda, buscar compañía de personas que nos nutran y nos contengan también es esencial. Acudir a esos amigos que sabemos que estarán para nosotros sin juzgarnos, a los familiares que nos aman incondicionalmente y, porqué no, a un terapeuta que nos apoye, nos contenga y nos acompañe es otro paso esencial para que el resultado no sea salir más debilitados de lo que llegamos.

Y bueno, también existe algo llamado "fortaleza yoica", que es la fuerza personal para enfrentarse a las dificultades. Hay personas que cuentan con más recursos emocionales que otras, hay algunos capaces de convertir una crisis en una instancia de aprendizaje.Y hay otras que, lamentablemente, quedan más marcados y no tienen naturalmente la capacidad para tomar la energía del dolor y transformarla en energía que aporta, que enseña, que fortalece.

Una madre que recibe la noticia de que se hijo tiene una discapacidad necesita acudir a otros, necesita hacer un duelo por el hijo que imaginó y que no tuvo, requiere dejar que su herida sangre durante un tiempo. Sólo así se hará más fuerte y podrá decir algún día que ha aprendido, que se ha fortalecido y que es, incluso más feliz que antes.

Otra madre que no logra entregarse al dolor, que se encierra en sí misma por un tiempo largo y que no logra ver el regalo que es ese hijo, probablemente saldrá de la experiencia traumatizada y debilitada. Este tipo de situaciones son más comunes de lo que creemos y resultan traumáticas y extremadamente dañinas para todos los involucrados.

Así es que no confiemos en que el tiempo lo cura todo. Claro que es una variable importante, pero también hay cosas que debemos hacer voluntariamente para conseguir fortalecernos. No podemos quedarnos llorando para siempre, pero es necesario hacerlo. No podemos aislarnos del mundo, pero es normal que nos ocurra durante un tiempo.

Afortunadamente, somos seres volitivos y podemos proponernos una meta a partir de una experiencia de dolor.

Nada ocurre a través de la magia. Los procesos de este tipo siempre incluyen frustración y dolor, pero sí, es posible que lo que no te mate te haga más fuerte. Y no sólo eso: puedes convertirte en una mejor persona y sentirte más completa y más realizada gracias a haber permitido al sufrimiento entrar alguna vez en tu vida.

PD: Últimamente mi blog ha recibido muchísimas visitas y pocos comentarios. Blogger está con probelmas. Pero no olviden que mi idea siempre es generar diálogos y discusiones a través de mis posts. Si puedes y quieres comentar, házlo.

23 comentarios:

trestrillistigres dijo...

Es cierto natalia, yo he leido todas tus entradas y he comentado y luego al enviarlo se borraba, no veas que rabia. Sobre todo en la entrada que cuentas tu parto intenté responderte como 4 veces porque lloré mucho con esa entrada y bueno quería comentarla y no había forma. También me ha pasado esto en mi blog, bueno a dias.

A mi lo que no me mata me engorda, jajaja. Es broma, tengo que decir que tengo la suerte de ser de esas personas que superan las cosas más o menos bien, quizá por mi religión que me ayuda mucho en momentos difíciles apoyarme en Dios y rezar. te desahoga, te da esperanza y la sensación de algo más grande cuidando y velando por ti, te quita un poco de peso, no se si me explico.

Natalia dijo...

Hola trestrillistigres!!! Qué alegrpia recibir un comentario!

Me he reido mucho con eso de que lo que no te mata, te engorda, jajajajaja!

Claro, Dios, sea cual sea la religión, es un gran aliado en casos de crisis. Aunque debo reconocer que en mi caso no lo fue... Me enojé con él en vez de apoyarme en su hombro:(

En fin, pero para muchas personas, la religión es una gran ventana que los ayuda a seguir adelate.

Un abrazo!

SaRa dijo...

Hola, yo también intente dejar un comentario en el post decálogo, pq me encanto! Pero no me dejo...:(
Felicidades por tu blog, llegue a él de casualidad y aun estoy por aquí cotilleando!

Creo que Sí, lo que no te mata te hace más fuerte, es verdad que se necesita tener una buena red y también creo que la experiencia es un grado así que como no te ha "matado", toca reflexionar y aprender de lo ocurrido.

Un saludo.

Natalia dijo...

Hola Sara! Me alegra que empieven a llegar comentarios... los echaba mucho de menos. Qué bueno que nos encontramos "por casualidad". Espero que no estemos leyendo seguido.

Un abrazo!

padresdetrillizas dijo...

Sí, es verdad, te hace más fuerte... aunque a veces desearía ser un poco más débil... Es difícil superar muchas cosas, aunque te apoyes en la familia, los amigos, los terapeutas... hay cosas que vuelven... Pero al final, el tiempo ayuda a ir curándolo, si bien, no lo hace sólo, hay que ayudarle. Aunque sigo deseando a veces ser más débil y no tener que curar ciertas cosas... Me ha encantado, gracias...

Natalia dijo...

padresdetrillizas: hay cosas que quisiéramos no haber vivido, en eso coincido. Pero ya que llegaron a nuestras vidas los dolores y las experiencias difíciles, es un orgullo sentirse más fuerte que antes ¿o no? Todo ha valido la pena ;)

Un abrazo.

trestrillistigres dijo...

Chicas y pensad en la recompensa!!! Casi todo lo duro que pasas con los años te das cuenta que ha tenido algo bueno. Todo lo duro que hemos pasado con nuestra maternidad (desde que nos pusimos a buscarla) a merecido la pena por nuestros trilliz@s o no?? Yo por lo menos pasaría por todito otra vez por tenerlos.

Se que no creeis en esto, pero os lo cuento porseacaso os da tambien un poquitito de animo en esos momentos. En mi religión se dice que cuando Dios te pone una dura prueba para superar es por uno de los dos siguientes motivos:
1. o es como expiación de tus pecados, osea te los borra a cambio para que puedas ir limpia al paraiso.
2. es una prueba de paciencia con una recompensa después una vez superada.

Así que cuando estoy en un momento dificil, intento pensar que ya llegará lo bueno si aguanto un poco y espero, y bueno de momento me funciona. un beso!!

padresdetrillizas dijo...

Trestrillistigres... qué suerte tienes teniendo tanta fe, está claro que la gente de fe encuentra mucho consuelo en ella... yo por ahora intento comprenderla, pensando que, algo más parece que habrá, pero no lo tengo muy claro...

Natalia, sí, está calro. Hay muchas cosas en mi vida que han merecido la pena vivirlas, porque la enseñanza que he ganado han hehco que así sea. Hay otras que, al final, han tenido recompensa... Pero hay una tercera clasificación que me han dejado una cicatriz de esas que no se ven , de esas que se quedan muy dentro, que aún estoy intentando borrar o sacarles algo bueno... poco a poco, poco a poco, el tiempo lo va consiguiendo, pero sin duda, hay algunas, que hoy en día me gustaría borrar de un plumazo. Aunque al final somos lo que vivimos, cómo lo vivimos, cómo lo aceptamos, cómo lo compartimos... supongo que tiene que ser así... pero a muchas veces, cuesta demasiado...

Natalia dijo...

Trestrillistigres: estoy de acuerdo contigo. No por razones religiosas, en mi caso, sino porque la vida me ha demostrado que cuando las cosas salen mal, la paciencia y la auyocontención te ayuda... hasta que que comprendes que venía algo grande, mucho más grande de lo que imaginaste.

Un "pequeñito" ejemplo es que después de tanto sufrimiento (en mi caso, al menos, sufrí muchísimo por muchas razones) tenemos a nuestros trillizos preciosos. a nuestro lado. La vida nos dio no una ni dos, sino tres recompensas y tres rezones para vivir... Tres personas de las que aprender, tres besos de buenas noches... En fin.

Padresdetrillizas: tal vez esta conversación te pilla en medio de un proceso. Nada es inmediato. Probablemente para ti es muy luego para sacar sólo cuentas alegres. Cada uno a su ritmo, cada uno a su modo.

Abrazos grandes.

padresdetrillizas dijo...

Este proceso lleva muuuucho tiempo.... desde hace muuuuchos años.... nada que ver con mi reciente maternidad y lo que le precedió y lo que viene con ella, que tiene sus partes duras, pero que al final esas sonrisas triples valen eso y mucho más... Algo he aprendido en la vida, algo me ha enseñado esta herida... paciencia. Nada dura eternamente, y con el tiempo, las cosas en perspectiva se ven de otra manera... pero... Mi marido tiene mucho de eso de "fortaleza yoica" de la que hablas, y sabe muchas veces transmitirmela... quizás es la parte óptima de mi herida... está él!

Natalia dijo...

:))) Qué suerte de tienes de tener ese marido que hace te contiene. Cúidalo mucho :)

Anónimo dijo...

muy buena reflexion te felicito y lo comparto!!!!graciassssssssssss

Chitin dijo...

Es un tema muy complicado, yo no creo que necesariamente te hago más fuerte, hay situaciones que a pesar de que las superes te dejan marcado para siempre, pienso que al igual que las heridas dejan cicatrices en la piel, también los sentimientos dejan cicatrices en el alma.

Andrea dijo...

Si creo que lo que no te mata te hace más fuerte!, porque justamente de eso se trata la vida. Yo tuve dos opciones, o lloraba en la cama y caía deprimida o me levantaba y buscaba soluciones!. Y es ahí cuando me hice más fuerte, en conocimiento. Porque la fuerza no es únicamente física también existe la emocional.
Y cuando decidimos lucharla por nuestros hijos, y no morir en una cama llorando y culpándonos o culpando a otro, es ahí cuando todo nuestro cuerpo se levanta como halcón que emprende su vuelo.
Si eso es la fuerza de la que todo el mundo habla .

Natalia dijo...

Anónimo: gracias por compartir mi post!

Chitin: También creo, como tú, que nos quedan cicatrices. Sólo debemos saber qué hacer con esas cicatrices. Podemos utilizarlas para crecer, o podemos quedados traumados y estancados. Intentar crecer es lo que me gusta hacer con mis cicatrices personales.

Andrea: Sí, te hace más fuerte... pero yo creo que esto no le ocurre a todos. Hay que ponerle voluntad al asunto, y tener recursos emocionales para ello. Hay que sentirse orgullosas de habernos hecho más fuertes.

Gracias a todos por sus comentarios!!!

Gorka dijo...

Enhorabuena por tu clasificación preliminar (IV) en los premios Bitácoras (y por el blog, por supuesto), espero que subas muchos puestos. Te deseo mucha suerte. Nos leemos. Un saludo.

Natalia dijo...

Hola Gorka. ¡No sabía nada de mi clasificación en los premios bitácoras! ¡Es un honor! Gracias por avisarme ;)

Saludos!

Anónimo dijo...

Una entrada muy interesante. Por ello, y con tu permiso, voy a incluirlo en nuestro blog (www.bebesymas.com). Muchas gracias

Natalia dijo...

Por supuesto! Puedes comparirlo! La idea es llegar a muchos! Gracias ;)

Zomer dijo...

Hola, me topé con tu post justo cuando lo necesitaba :) estoy en busca de ésa "fortaleza yoica" leyendo y buscando ayuda para salir de una fuerte tormenta... pero de ésta saldré ;) unos días estoy muy bien pero otros no, me gusta mucho tu relato y lo leeré las veces que sea necesario. Gracias :D

Natalia dijo...

Hola Zomer. Que tengas mucha fuerza y energía!!!

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Toda herida se convierte en cicatriz, algunas tardan mas en cerrar, es un proceso doloroso y aprendes a convivir con ese dolor pero luego con la infinita ayuda de dios logras que cierres y en el proceso valoras tantos detalles que amtes pasaban desepercibidos “pequeños pero grandes detalles“ te fortalecen
si confias en dios vas a caer mil veces pero el te levanta con fuerzas renovadas solo debes creer y comfiar en el

Anónimo dijo...

Hola Natalia ,.mi nombre es Josefina describiste muy bien las sensaciones que se sienten cuando ocurre que debes enfrentar un caso parecido al que expones, en mi caso es un hermano mayor que yo y lo tengo conmigo en casa tiene un 65% de discapacidad mental hoy por hoy me pregunto hasta que punto soy realista de lo que vivo en mi vida ,si que he notado que desde que me responsabilice pasando antes por la muerte de otro hermano y mas tarde de mi padre mi alegría se esfumo sin mas sin casi darme cuenta y que me siento vacía ,hueca y después de leer lo que escribes de algo que experimente recientemente en la convivencia me ha hecho dar un alto en el camino y decidir buscar ayuda para no hundirme mas,gracias amiga por compartir y en mi caso hacerme reflexionar sobre mi caso. un abrazo.