miércoles, 12 de octubre de 2011

Carta de un Niño a su Hermano con Discapacidad

Querido hermano:

Desde que me acuerdo, tú estás en mi vida. No tengo recuerdos de los días en que no te conocía a ti y a tus necesidades especiales. Y te quiero, te quiero mucho, porque eres mi hermano y me haces reir, me haces enojar, me haces sentir acompañado y me enseñas acerca de la vida.

Aunque todavía soy chico, me doy cuenta de tus dificultades. Veo que hay algunas cosas que yo puedo hacer y tú no puedes. Dicen que las terapias te ayudarán a lograr hacerlas, pero yo no lo veo tan importante: siempre que te ríes cuando jugamos juntos pienso que tal vez nuestros papás esperan de ti algo que tal vez no llegará, y se olvidan de lo lindo y divertido que eres.

Me gusta ayudarte cuando puedo hacerlo. Pero no me hace sentir bien que nuestros padres me pidan más de lo que puedo dar. Yo también soy un niño y tengo mis propias necesidades, aunque las tuyas sean más "especiales". A veces me piden que tenga más paciencia de la que puedo tener, que espere más de lo que puedo esperar o que ayude más de lo que puedo ayudar. Ellos quieren que participe de la experiencia maravillosa de ser tu hermano, pero a veces se les pasa la mano y parece que quieren hacerme madurar antes de tiempo pidiéndome actitudes que no corresponden a mi edad.

Por eso, hermano adorado, muchas veces tengo unos celos grandes hacia ti. Veo que recibes más ayuda, más atención, que hablan más de ti, que escriben blogs acerca de ti, que están muy conectados contigo. No te lo tomes a mal, pero muchas veces pienso que tal vez hubiese sido mejor tener un hermano sin discapacidad. Pero no te culpes, este sentimiento no tiene qué ver contigo, sino con lo que nuestros padres hacen o dejan de hacer.

Me doy cuenta y me duele mucho que las personas que no te conocen te miren raro y murmuren al verte. Eres lindo, eres mi hermano y quisiera defenderte, pero no sé cómo hacerlo. Sólo sé que yo no haría eso jamás, que nunca me voy a olvidar de lo que he aprendido al vivir el día a día contigo y que gracias a ti sé desde siempre que todos los seres humanos valemos lo mismo. A mí me gustas como eres, y me gustan las personas. No miraría a nadie feo sólo porque luce diferente.

En el colegio algunos compañeros me preguntan porqué eres así e, incluso, algunos se burlan de tu forma de ser. Yo te prometo que te defiendo como puedo, pero sigo sin entender qué les parece tan raro. Al fin y al cabo, yo conozco a muchas personas que no son iguales a las demás por ser muy rubias, muy altas, muy habladoras o muy elegantes. Lo tuyo es ser un poco diferente, pero me cuesta mucho encontrar las palabras para explicárselo a otros niños que parecen no entenderte.

Me alegra haber crecido junto a ti. Porque gracias a eso siempre entiendo lo que quieres, siempre sé lo que estás necesitando y te conozco más que nadie en el mundo (pero no le digas esto a nuestros papás, que podrían ofenderse).

De todos modos, hay algo que me preocupa un poco: y es que he oído a nuestros padres diciendo que me haré cargo de ti cuando seamos grandes. Sabes que te adoro, pero no creo que eso sea justo: ni siquiera sé cómo hacerme cargo de mí mismo y ya están pensando en que me haga cargo de ti. Yo confío mucho en tus capacidades, y creo que debrían enseñarte a ser los más autovalente posible. Tal vez no logres hacer todo, todo, pero mimándote y protegiéndote demsiado no lograrán nada (salvo hacerme sentir muy celoso y apartado).

Bueno hermanito. Aunque no siempre es fácil ser tu hermano, quiero que sepas siempre que a tu lado he ganado mucho más de lo que he perdido,  que me has enseñado sobre el amor y la aceptación incondicional. Y que si hay errores o caídas, son de nuestros queridos papás, no nuestras, porque tú y yo somos y siempre seremos inseparables.

Un gran abrazo,

Te hermano.




29 comentarios:

Cristina dijo...

Bufffff...que llorera me he pegado...madre mia,que intenso.Esta carta describe exactamente lo que a veces piens que debe sentir Santi hacia su hermana...muchas veces me culpo de exigrle más de la cuenta y me digo a mi misma para consolarme "esto le hará maduro y fuerte,será más responsable en la vida"...otras veces me hundo y me siento que le estoy fallando por prestar más atención a Natalia...és muy complicado...quiero a Santi más que a mi vida y tengo tanto miedo a no hacer las cosas bien con él...és algo dificil de explicar.Gracias por compartir est aentrada,con tu permiso,me la guardo,un beso.

Natalia dijo...

Hola Cristina. Yo lo escribí pensando en lo que le escribiría Pedro a Cristóbal. Es un amor enorme y entrañable, pero también unos celos que dañan un poco la relación entre ellos y que me hace ver que mi Pedro sufre.

¡Qué difícil es todo esto! Pero lo hacemos lo mejor que podemos ¿no? Lo hacemos mediando la reflexión, no de forma impulsiva e improvisada. Lo que pasa es que no se puede ser mamá perfecta :(

Un abrazo muy grande.

Susana dijo...

Hola soy Susana la mamá de Nicomipequenoguerrero, he quedado sin palabras, sólo preocupación, puesto que en ésta carta se expresa los sentimientos que tienen los hermanos, y es verdad, yo amo a Soraya, ella adora a su hermano, pero lo está pasando muy mal, no nos damos cuenta a veces pero es verdad que sin querer hablamos más de nuestros niños especiales que de sus hermanos, por eso cree el grupo en facebook de ellos, HERMANOS DE NIÑOS ESPECIALES, porque yo creo que son igual de especiales que los otros. Ellos soportan una carga que no les pertenece, pero buff,... ¿cómo hacer? Soraya con 7 años es una niña muy responsable de su hermano, si lo ve llorar busca algún consuelo para él, pero a la vez lo está pasando mal por lo que cuentas en tu carta, porque no son sólo palabras escritas, SON UN HECHO, ¿pero que hago yo para remediarlo? Esto es muy difícil, pobre niña mía, ¿qué hacer? yo los quiero a los dos, pero no tengo ningún remedio para no actuar así, puesto que Nico también me necesita, yo busco momentos pero ellos nos dejan pocos, buff, ¡¡¡ QUE DIFÍCIL!! También con tu permiso la voy a poner en mi blog. Gracias por compartir y también hacerme reflesionar. Besos

Natalia dijo...

Hola Susana. Muchos hermanos de niños con necesidades especiales buscan una excusa para llamar la atención y se "enferman". Algunos empiezan con problemas en el colegio, otros con síntomas como enuresis o rabietas... todo para lograr ser tan mirados por sus padres como su hermano. Por supuesto, es algo completamente inconsciente, no lo hacen voluntariamente.

Creo que algo que ayuda bastante es darse un tiempo especial para el hijo que no tiene dicapacidad. Por ejemplo: ir todos los jueves a tal hora a tomar un helado sólo con la mamá. O salir de compras y conversar... o acompañar al papá a lavar el auto. Son oportunidades para darles atención y que no se sientan siempre desplazados, y que puedan hablar de sus cosas, sus experiencias y preocupaciones.

Creo que si te esfuerzas por hacerlo lo mejor posible, lo estás haciendo más que bien. No te preocupes. La vida nos da mucho, pero a veces nos quita (cómo le ocurrió a tu hija) y seguro que ha ganado muchísimo gracias a la existencia de su hermanito.

Un gran abrazo.

Elena dijo...

Preciosa carta repleta de cariño .
Con los pros y contras de las vivencias ,desde el punto de vista infantil .
En mi página hay un mimo_regalo para ti .
Muchos besos

Natalia dijo...

Gracias Elena. Me alegra mucho que te haya gustado.
Y gracias también por tu regalo :))
Un gran abrazo,

padresdetrillizas dijo...

Me ha encantado... no tengo ningún hijo con discapacidad, pero creo que lo entiendo perfectamente... si los niños de por sí suelen a veces tener celillos de sus otros hermanos, cuánto más, cuando los padres tienen que volcarse en cierta medida a éste... Tenéis que ser ecuánimes, en la medida de lo posible, pero qué difícil... De todas formas, un hermano sigue siendo un tesoro, ellos lo sabrán siempre... ánimo, que seguro que lo vais a hacer estupendamente aunque sea muy difícil... preciosa carta Natalia!

Natalia dijo...

Hola padresdetrillizas.

Sí, es difícil el asunto.

Mi hijo con discapacidad va a un colegio regular y muy raramente requiere asesoría especial, salvo que a a veces pide que le repitan lo que no ha entendido. Pero mi hijo Pedro le tiene unos celos grandes, por la historia vivida, por las terapias y la cantidad de atención que históricamenete Cristóbal ha tenido.

Pero me imagino que es mucho más difícil cuando el niño que tiene la discapacidad no puede valerse por sí mismo. Imagino lo que es para esos padres, lo que es para ese hermano y para esa familia intentar ser justos y conciliar las tareas relacionadas con las necesidades del hijo "especial" con las necesidades del hermano. Debé ser muy, muy difícil.

Un abrazo,

Anónimo dijo...

que emocionante mensaje para todos .. que orgullosa de esos hijos debes tener.cariños.

Natalia dijo...

Hola Anónimo. Orgillosísima estoy!!!!!

Cariños.

Anónimo dijo...

Querida colega de la vida:
Natalia, es emocionanate leer tu carta y aunque a nosotros como padres se nos planteó al revés, deseábamos una niña y llegó Maty, un bebé hermoso, perfecto, nuestro "manzanita", gordito, rozagante y a sus 3 años y medio y ya con algunas sospechas...el diagnóstico. Si bien a la clásica pregunta "¿Por que a él?" y la respuesta de .."es cuestión de una suerte de lotería..." también fue de suerte que fuera leve autismo o autismo de alto funcionamiento o umbral del autismo...de todas formas es especial.
Independientemente del posterior diagnóstico siempre tuvimos la idea de que no ser padres de un hijo único, que tiene derecho a que le acompañe una familia después de nosotros, un hermano. Después de un intento truncado (a las 10 semanas y media de gestación) a los 7 años y medio de Matías llega a nuestras vidas Santiago (la niña quedará para otra vida ja ja ja) y aunque a nosotros se nos plantea a la inversa me identifico mucho en tu sentimiento respecto a nuestros hijos.
A veces me siento cualpable de pedirle a Maty, en su limitación al entender, que le tenga colaboración, tolerancia a su hermanito, delicadeza, que comparta...eso queda atrás cuando vemos sus gestos de cariño y pertenencia hacia Santy.
Conformar y ser una familia "especial" y lo que con-lleva no nos genera arrpentimiento...a veces un poquitín de culpa de no proceder de forma correcta, pero buscamos "hacer buena siembra" y así "cosechar" buenos hijos,hermanos y cuidadanos... en definitiva buenas personas.
Un abrazo fuerte.
Dany
Daniela Rodriguez Techera
(en facebook)

Natalia dijo...

Hola Daniela. Qué interesante tu punto de vista! Nunca lo había pensado de esa manera. Claro, a nuestros hijos "especiales" también les pedimos cosas que a veces no están preparados para hacer.
Lo importante es hacerlo lo mejos que podamos. De eso, no tengo dudas. Nos vamos equivocar igual, poque somos seres humanos ;)
Un gran abrazo!

Anónimo dijo...

Llevo dias viendo el anuncio de esta pagina en el face de una amiga y no queria entrar, sabia que no tenia que entrar,porque sabia lo que me esperaba,pero gracias a .........quien sea...soy cabezona y curiosa.

No tengo niños "especiales", y cada dia que pasa y perdonad por este pensamiento egoista pienso "mira, otro dia con suerte",porque nunca se sabe cuando se tendrá un "dia diferente" un dia en el que tu vida te cambie tanto que no recuerdes la anterior, pero que esta nueva, cuando llega asi,no tengas mas que adaptarte,como seres humanos que somos, y cuyo mejor rasgo es la adaptacion al medio.....Como os he dicho antes, mis niños son neuronormales, pero por suerte para mi y para mis hijos,porque creo q les hace mas tolerantes, el compartir su vida con estos amigos a los que conocen desde que nacieron, conozco varios niños con distintas "cositas", y digo por suerte, porque es tan rico que mi "niña" autista se quiera ir conmigo (sin que vengan sus padres,) o tan gratificante y me entra tal escalofrio de sensacion positiva cuando me da un beso y me deja darle un abrazo y devolverselo......que ahora que la conozco, no podria vivir sin ella, pero tiene padres y hermana y son LOS MEJORES PADRES Y LA MEJOR HERMANA DEL MUNDO, con millones de dudas, pero siempre capaces de resolverlas,con millones de momentos dificil,pero siempre capaces de sonreir en cualquier charla, con millones de celos pero siempre capaces de superarlos........porque son gente de una pasta especial, han agarrado el toro por los cuernos y le plantan cara todos los dias,con una cara feliz, con respuestas a veces buenas, a veces malas, pero ellos se levantan siempre, no importa lo alto que se hayan caido.........SON MIS HEROES y a su lado me siento tan pequeña........nunca hacen nada malo, porque nadie les ha enseñado a hacerlo mejor, son padres y hermanos como todos,sin libro de instrucciones, pero se las arreglan para que sus instrucciones las dicte el alma, y una persona "especial", que como leia por ahi les tocó en el sorteo........

Perdonad por este rollo que os he soltado, probablemente cuando lo leais penseis "esta que dice?"pero tengo una necesidad imperiosa de deciros, que , aunque es normal que tengais esas dudas, como lo del hermano que se le pide de más....SOIS EL MEJOR REGALO DE REYES DE VUESTRO NIÑ@, no hay nada en este mundo que pueda superar vuestra valentia,vosotros si que sois padres con toda la inmensidad que conlleva esa palabra, y los hermanos...........a veces pensamos mas de la cuenta, no creeis???daros el beneplacito de la duda....porque os lo mereceis...

Un dia, viendo a un niño con un problema bastante serio en el parque, y como ya os dije antes son curiosa y sufridora en casa por naturaleza, me acerque a el y le pregunté al adulto con el que estaba si se curaria....de ahi se desencadeno una conversacion y una frase que me dijo y que desde entonces recuerdo en muchisimas ocasiones fue:

"los padres no eligen a los niños, los niños eligen a los padres"........

Pensad lo que querais,para mi seguireis siendo los verdaderos heroes de la vida.

Gracias por haberos cruzado en mi vida...Vecins!!!

Un saludo y si me lo permitis un beso enorme a todos!!!!

Laura

Natalia dijo...

Hola Laura. Me gusta tu reflexión. Gracias por compartirla.

¿Sabes porqué me gusta? Porque me da la oporunidad de dcir una cosa: todos los padres somos capaces de ser héroes... Sólo que a algunos no se les da la posibilidad. Los que tenemos la suerte de tener hijos "especiales" hemos podido desplegar habilidades que no sabíamos que teníamos, pero sé que cualquier padre o madre haría lo mejor para un hijo especial.

Cuendo alguien me dice "no sé cómo lo haces!" (por tener trillizos y especiales) siempre pienso que cualquiera en mi lugar lo hubiese hecho bien, distinto a mí, pero bien.

No somos héroes, somos sólo padres y hermanos la con suerte de haber recibido en nuestra familia a un integrante diferente.

Un abrazo, y espero volver a verte por aquí :)

Anónimo dijo...

Claro que todos somos capaces de ser heroes!!!no te quepa la menor duda de que yo haria todo lo que tuviera que hacer por mis hijos en cualquier situacion, como...casi todos........porq no todos lo hacen, pero eso es otro tema.Cuando he particularizado el tema tenia en mente a mis amigos, a los que adoro!!!y me salian lagrimas, no de pena ni de consolacion sino de emocion, de admiración,de bajones,porque tambien los tienen, de "disponibilidad 24 horas durante 365 dias al año", si es cierto,yo no lo vivo.... pero comparto mucho con ellos, y los veo y... bien,cambia la denominacion, cambiale lo que creas.....pero siguen siendo especiales......porque podrian no hacerlo....y lo hacen.

Por cierto, fijo que os sobra informacion, pero bueno....Mi amigo me recomendó una lectura "el curioso incidente del perro a medianoche", pues fué muy didactica.

Un beso!!

Lau

Natalia dijo...

Hola Lau. Sí, el asunto es sacrificado y duro, en eso tienes MUCHA razón.

Esa lectura que te recomendó tu amigo ¿es un libro? Si es así, sería buenísimo que nos averiguaras el autor. Yo creo que NUNCA nos sobra información. Debemos ser expertos en la discapacidad de nuestros hijos, y expertos en nuestros hijos :))

Un abrazo grande!!!

Anónimo dijo...

Si, es un libro superentretenido y de facil lectura,el autor es Mark Haddon.Mi amigo esta convencido que es un Aspergger (el autor)porque lo relata tambien....no lo se, te digo que me lo lei en tres dias, y lo recomiendo.

Natalia dijo...

Lau: lo voy a buscar! Gracias por el dato.

Un abrazo!

Anónimo dijo...

Gracias Natalia, cuando lo leí, lloré y ahora que lo volví a leer de nuevo las emociones llegan, gracias por tocarme el alma de una manera tan profunda. Sandra

Natalia dijo...

Hola Sandra. Gracias a ti por leerme.

Un gran abrazo!

Anónimo dijo...

Natalia: 
Primero q todo quiero decirte q yo no soy de las personas q escriben en blogs.
Cuando comencé a leerlo por Facebook tu cara me pareció tan familiar. Pensé que quizás habías salido de mi colegio o quizás te habría visto en la consulta del pediatra o en alguna parte... Luego cuando creaste este blog el fondo de pantalla me recordó a una biblioteca q había en la casa de la prima de mi marido, y chuass... Por eso me eras familiar, nos hemos visto, conversado, y conozco a tus hijos... Este post en particular me alentó a escribir lo q pensé te diría la próxima vez q nos viéramos, pero todo tiene tanta relación y pensé q era mejor compartirlo con las personas q también se nutren de este blog.

Voy a ser muy honesta como a mi me gusta ser...
El dia que conocí a tus hijos me causaron curiosidad, siempre q los veía trataba de adivinar si eran trillizos o no. Me parecieron muy lindos, pero claramente había algo diferente en ellos. Y caí en eso de querer mirar sin q se note q estoy mirando... Espero si te diste cuenta, no haberte hecho sentir incomoda o q te hubiese gustado decirme q te pasa y ....
Resulta q yo tengo un hermano con síndrome de down, y cada vez q veo a alguien "diferente" es para mi como una luz de esperanza... Por eso se relaciona con este post y con tus hijos... Porque en ese momento me llenó de felicidad percibir la diferencia con naturalidad, con alegría, con tolerancia y con amor. 
Además de darte las gracias por abrir tu corazón de manera virtual, quería decirte q este post me pareció muy bonito y acertado en bastantes cosas de lo q significa ser el hermano de... Pero sigue siendo el pensamiento de un papá, q seguramente me generaría mucha mayor emoción si fuera mi sentimiento a mi hija por ejemplo... 
La diferencia de ser un hermano, es q uno no espera nada del hermano, no espera q logre ciertas cosas, o q nazca de alguna manera determinada. Uno simplemente lo acepta tal cual es, y desea para el como para cualquier otro hermano, q sea y tenga lo mejor q se pueda. 
Cuando mi hermano nació mi mama trato de explicar su diferencia con una metáfora de una tortuga, en condiciones en q ni ella sabia con q estaba lidiando. No nos dejaba acercamos y mucho menos tomarlo... Yo me escondía para estar con el y hablarle y las cosas q uno hace como niño... Por que esa es la magia, un niño no ve la diferencia hasta q se la enseñan, uno solo acepta y ama. 
Y así creció mi hermano, hoy tiene 16 años y esta en la peor etapa de su cuidado. Cuando más difícil ha sido aceptar q es diferente, entender q hay cosas q logrará y cosas q no. Solo alivia el aceptarlo y amarlo de manera incondicional, ese sentimiento q me entrego mi niñez, el q es mi hermano amado y querido y q en el mundo no hay nada más importante q el. Porque nacimos juntos y juntos moriremos. Y se q un día estará a mi cuidado, y solo espero poder brindarle lo mismo q le entrego hoy, aceptación, cariño y apoyo para q el pueda utilizar sus herramientas lo mejor posible sin q nadie lo presione por tener q dar resultados específicos. Es lo mismo q con mis otros hermanos, obvio q uno los ayuda y quiere lo mejor para ellos, pero a un hijo uno necesita saber q lo q le entregó fue lo mejor q pudo y eso uno espera medirlo por resultados. Un hermano es felicidad si le fue bien y pena compartida si no.
(continua xq no cabía todo)

Anónimo dijo...

(continuación)

Un hermano no tiene culpas ni presiones como un papá, y como no las tenemos no se las podemos traspasar al hermano. Es verdad q a veces uno puede sentir celos, pero eso va de la mano con lo q decía antes, uno no distingue la diferencia para q el tenga esto u lo otro porque como niños uno no ve la diferencia. Y es raro ahora siendo adulta el tener q darse cuenta q es diferente y lo q eso implica...

Te escribí para decirte q te conozco, q lamento si fui muy evidente cuando conocí a tus hijos. Pero q no fue por morbo o extrañeza, q de alguna manera comparto este mundo contigo y q todos los días deseo lo mismo q tu: oportunidades, tolerancia y empatía. Q me alegro q tus hijos estennn tan bien, q te sientas agradecida porque nacieron en otra era de integración (mi hermano nació en el 94, cuando recién se creo la ley de integración) q les ha dado oportunidades q otras personas no tuvieron. Y q sigas adelante xq no sólo ayudas a tus hijos sino también a personas de este mismo mundo y personas q creen q la discapacidad se resume en la teletón, porque al final los hijos son todos niños igual, somos nosotros los q vemos sus diferencias...

Muchos cariños y espero verte luego...
Carmen Capdevila M.

Natalia dijo...

Hola Carmen. Gracias, muchas gracias! Es demasiado valioso tener el testimonio de una hermana de una persona diferente.

Al escribir este post pensé en mis hijos, en los dos que sí han tenido celos y han expresado la necesidad de más atención. Me alegra muchísimo saber que la adultez podrá hacerlos ver las cosas de manera diferente, como lo haces tú... Con más amor que nada.

Si has mirado a mis hijos, me he sentido orgullosa de ello. Los encuentro lindos, tiernos, amorosos, y que los miren me gusta. Tampoco me importa que miren los audífonos de Cristóbal. Sé que es curiosidad... Las perosnas estamos recién aprendiendo acerca de la discapacidad. Nuestra sociedad recién se estpa abriendo a respetar la diversidad.

Así es que si me vuelves a ver con mis hijos, míralos mucho y acércate a saludarme para que nos conozcamos.

Un gran abrazo!

Bettina dijo...

Hola Natalia, gracias por el post. Me gusto mucho y me parecio super acertado...creo que mis hijas tambien sienten celos de su hermano a veces...pero sobre todo mucho amor, comprension, paciencia y lo ayudan en todo lo que pueden...que lindo tener hermanos!! Me gusto mucho el post y me enriqueci con los comentarios. Gracias!!

Anónimo dijo...

Nati
Yo creci como persona sorda, tengo dos hermanas.
La mayor fue siempre la que me cuido y protegio como pudo, nuestros intereses son muy distintos pero su cariño entrañable, ella era la mayor y por eso siempre fue tambien especial.
Mi hermana menor a ella si le toco duro, pero ella si fue mi puntal juntas aprendimos muchas cosas, ella tenia mucha necesidad emocional de proteccion, solo porque eramos sus hermanas grandes (la malcriamos: uyyy).
Los hermanos se sienten desplazados, aunque los padres hagan los esfuerzos.
Hasta que llega un dia, cuando se confrontan los recuerdos, descubren que ellos tambien fueron especiales.
El equilibrio en todo, compartir con cada hijo sus momentos, celebrar sus habilidades, tener momentos afectivos.
Decirles a los hijos cuanto los amamos, y enseñarles que son nuestros hijos y son especiales por ello.
Diria que hay que hacer a los niños autovalentes, lo mas que se pueda.
Dejemos que hagan las cosas mil veces tal vez en la mil lo consiga, diria que es la gracia de la autovalencia, ninguno se paro en pie al primer intento.
Cariños
Blanca Luz
camucet.cl / yohablobien.cl

Anónimo dijo...

Natalia: que hermosa carta, es la realidad que viven hoy en día los hermanos de niños con discapacidad, es un poco triste y conmovedora pero al mismo tiempo es una relación hermosa porque entre ellos existe una conexión de amor tan grande y pura que produce magia al instante, los niños son una bendición y todos los días junto a ellos aprendemos algo nuevo y nos hacen ver el mundo de una forma diferente y hermosa, tengan o no una discapacidad ellos son lo mejor!!! No soy madre pero si Futura docente de Educación Especial y mi propósito es especializarme en autismo, gracias Natalia por compartir estas hermosas palabras.
Sophia Alvarez R.

Anónimo dijo...

Hola, me a encantado su carta. Yo soy una chica de 24 años y tengo una hermana un año mayor que yo que al nacer tuvo un derrame cerebral y quedo con un poco de deficiencia mental... yo me he identificado mucho con esa carta... por que cuando eres pequeña no te das cuenta de como son las cosas solo ves que a ella la quieren "mas que a ti" la tratan de una manera mas especial, siempre la protegen.. y sientes que ella es la "preferida" . mi hermana fisicamente es una persona como cualquier otra no se la nota nada distinto y no no podia entender por que la familia nos trataba tan distindo me hicieron madurar muy rapido.. yo la cuidaba , la defendia, la protegia la enseñaba..... pero despues de todo eso no hacia mas que llorar y llorar por que me hacian sentir que a mi no me querian ke solo existia ella.... con el paso del tiempo, yo empece a madurar y a entender la situacion y estoy super orgullosa de haber echo todo lo que echo por mi hermana...
Solo quiero decir a los padres que traten y cuiden a los niños por igual que todos son iguales.. y que no por no ser "especial" no merezcamos el mismo trato que a ellos.... ahora ya entiendo las cosas pero cuando eres una niña no loentiendes y se pasa muy mal

gracias

Anónimo dijo...

Hola Natalia,
he dado con tu blog por casualidad, ya que buscaba información sobre el sentimiento y emociones que los hermanos de niños "especiales" pueden sentir. También soy psicóloga y colaboro en una red social pensada para padres y madres de niños/as afectados por enfermedades crónicas que se llama APTIC. Este mes hacemos un monográfico dedicado a los hermanos/as de estos niños y tu carta me ha parecido muy significativa para compartirla con nuestros amigos en la red si a ti no te importa. Es por eso que te pido permiso para publicarla en la red, si tu estás de acuerdo.
Gracias por el gran trabajo que hacéis todos los padres y madres que compartís con todos los demás vuestras experiencias.

Atentamente,

Pilar Tobias

Mari Carmen Illán Macanás dijo...

Gracias por tus palabras, las he sentido propias...
Buscando testimonios de hermanos con personas especiales, porque así lo es mi hija para mí, como te decía, indagando encontré tu reflexión emotiva y real expresando lo que siempre estaba segura vivía mi hija mayor con su hermana.
Los sentimientos de culpabilidad siempre me han asaltado a lo largo de los años, pero por suerte duraban poco, me he doblegado para que la balanza en la dedicación fuera "justa", como bien expresas no es fácil, puede destrozar la mejor familia pero el amor que se desplega es muy grande y rompe todas la barreras para cuidar y conseguir sean felices,
gracias de corazón, ha sido una fortuna encontrarte.