martes, 15 de mayo de 2012

Cumplir un Sueño

Hace poco más de dos años volví a recordar, como tantas veces, una deuda pendiente conmigo y con mis hijos. Nuestra historia había sido tan dolorosa, intensa, apasionante, reconfortante, compleja y amorosa que vivía en mí una gran necesidad de inmortalizarla. No bastaban los recuerdos, los videos ni las fotos. Tampoco bastaba el baúl lleno de ropa talla 00, los juguetes de guagua (bebé) y las fichas médicas para sentir que había quedado plasmada la huella de lo vivido. Yo necesitaba escribirlo.

Sin embargo, eran tantas las ocasiones en que había intentado comenzar con la ardua tarea de plasmar los acontecimientos y sentimientos de nuestra historia como las que había renunciado por considerar que aun no estaba preparada. Simplemente sabía que, llegado el momento, sería capaz de sentarme y escribir hasta vaciarme. Cada intento era una nueva frustración, pero, como pocas veces, me tuve paciencia y supe que algo faltaba, que forzar la llegada del momento de escribir no serviría de nada.

Hasta que llegó. Un día, sin que haya ocurrido nada particular, llegué a mi casa segura de que había llegado el momento. Me senté frente al computador y emprendí la tarea: escribir, llorar y fumar, escribir, llorar y fumar... Noche tras noche, día tras día. 

No fue una experiencia fácil, pero sí muy sanadora. Teclear el punto final e imprimir el libro en el que se había transformado nuestra historia fue un hecho lleno de simbolismo. En mis manos estaba todo: lo sufrido, lo trabajado, lo amado y lo añorado de esos primeros años en la vida de mis hijos.

Parientes y amigos lo leyeron. Algunos se emocionaron, otros se alegraron, la mayoría se admiró. Fue un trabajo exhaustivo el que hice: sólo 142 páginas, pero ninguna sola palabra demás o de menos. Debo reconocer que recibí muchas sugerencias y tomé muy pocas. Pero no fue por soberbia, sino porque lo escrito era tan personal que no cabían comentarios ni aportes externos. Es nuestra historia contada muy subjetivamente desde mi particular mirada.

Un poco más tarde vino a mi cabeza una idea: unos años atrás me hubiese encantado leer un libro como el que yo misma había escrito. Algo de literatura sobre duelo, prematurez y discapacidad había llegado en su momento a mis manos. Pero nada tan personal. Mucha teoría y poca vivencia.

Ése es el motivo por el que me empeñé en publicarlo. Pero claro, una desconocida que decide narrar un pedazo de su vida no es rentable para ninguna editorial. Así fue como nació mi blog: como una alternativa para llegar a las miles y millones de familias que transitan diariamente por experiencias similares a la nuestra.

Ayer, gracias a la sugerencia de una lectora del blog, decidí retomar mi antiguo libro, el original y convertirlo en un eBook. Tal vez así llegaré a más personas. Quizás, quién sabe, alguna madre deprimida, desesperanzada o angustiada llegue a él y encuentre algo de consuelo y esperanza.

Aquí les dejo el enlace a Vidas Múltiples. Espero que les guste.


8 comentarios:

Sesi dijo...

Hola.

Acabo de conocer tu blog, de casualidad. Ya sabes, un blog lleva a otro, y a otro.....

He ido leyendo varias entradas desde el principio y estoy realmente emocionada. Por vuestra historia, por tu manera de narrarla. Por vuestra manera de afrontar la vida.

Enhorabuena por ser la madre que eres.


Muchísima suerte con tu libro. Ojala lo publiquen.

Y aquí tienes una nueva lectora.


Saludos. Sesi.

Natalia dijo...

Hola Sesi! Bienvenida a mi blog! Espero que nos leamos seguido.

Un abrazo!

Hansel dijo...

Felicidades por luchar por tu sueño, espero que puedas tocar la video otras mamás como tú, a través de tu e-book. Te admiro y me lleno de fuerza para seguir luchando por el mío.

Mamá Terapeuta dijo...

Felicitaciones!!!!!!!!! Me alegro mucho por ti amiga, sé que era un sueño que había que cumplir, y me alegro por quienes podrán leerlo, sé que les será de mucha ayuda :)

Natalia dijo...

Hola Hansel. Si tenemos un sueño, no hay que perderlo de vista. A veces hay que esperar... No todo llega en el momento en que nos gustaría, pero siempre llega.

Sonia!!! Gracias por tus felicitacones. Sabes que es importante para mí... Y espero que lo sea, al menos, para alguien más. Un abrazo enorme.

Carolina García Gómez dijo...

¡¡¡Felicidades Natalia!!! Leí las primeras diez páginas y me encantó... MIL felicidades, qué emoción, estoy segura que muchas madres lo leeremos encantadas. Abrazos

Anónimo dijo...

querida AE:
acabo de terminar "Vidas Multiples" y me fascino!! te felicito de todo corazón, fue como abrir una llave de paso... me encanto como volcaste tus vivencias, miedos, alegrías, incertidumbres, logros, conquistas... en fin... tan real, tan emotivo y fácil de leer; sin tantas sofisticaciones y palabras enredadas como muchas veces algunos escriben... con tanto amor, con capítulos llenos de verdad y humanidad. Estoy muy orgullosa de ti y de haber conocido aunque sea un poquito, los inicios de tus maravillosos trillizos. Ojala q la vida nos vuelva a juntar en algún momento y podamos recordar con un cafecito y unos puchitos esas que fuimos y las que somos ahora. Un abrazo apretado, AE

nancy dijo...


Hola Natalia, me ha encantado tu blog, es muy parecido al mío, el cual he creado recientemente como forma de llevar a cabo mi sueño. Es curioso e interesante tu blog, además que tengo bastantes cosas en común contigo,así que, ya tienes una seguidora nueva...
Es un placer leerte.
Animo,y sigue así.
Saludos.