miércoles, 7 de marzo de 2012

Mi Madre Decía Que El Mundo Está Dividido En Dos Tipos de Personas...

...Las que quieren a tus hijos y las que no los quieren.

Desde que soy mamá, entiendo perfectamente esa frase que antes me sonaba tan extraña. Claro, te encuentras con alguien en la calle y te pregunta con interés por tus hijos, esa persona sabe sus nombres y los reconoce físicamente y en personalidad. Una amiga te dice, sin mediar provocación, que tu hijo/hija es una delicia. Un conocido se dedica un buen rato a conversar o a hacer reír a tus niños en un evento social. Son las personas del "primer tipo".

En cambio, las personas "del otro tipo" son las que saben que tienes trillizos y cuando los ven ni siquiera preguntan sus nombres. Son ésos que creen que son como tres "agregados" en tu vida y a veces se juntan a tomar un café contigo y ni te preguntan por ellos.

Definitivamente, debo decir que las personas "del primer tipo" me conquistan fácilmente. A las del "segundo tipo" no puedo evitar sentirlas lejanas. Si no se interesan por la parte más importante de mi vida, entonces ¿hasta qué punto les importo yo?

Este lunes mis hijos tuvieron su primer día de clases del año 2012. A Cristóbal le tocó un profesor jefe que no conocíamos (y por primera vez un hombre, asunto poco común en cursos pequeños). Ayer, terminado el segundo día de clases, pasé a buscarlo a su sala y le pregunté al profesor qué tal había estado mi hijo.

- Este niño es un ángel. Ya se ganó mi corazón, ya lo tengo aquí- respondió emocionado, poniendo la mano en su pecho y mirando a Cristóbal con ternura.

Ese hombre ya no necesita hacer nada más para ser mi amigo. Pasó automáticamente a ser del grupo de las personas que me gustan. En sólo dos días fue capaz de ver la grandeza del alma de mi niño.

Salí del colegio con los ojos húmedos de emoción.



Antonia, Pedro y Cristóbal en su segundo día de clases. El primer día olvidé la cámara con el apuro y la ansiedad.

11 comentarios:

MisMellis dijo...

Tienes razón... los hijos no son agregados nuestros sino una parte vital de nuestra vida, por eso me encanta cuando me encuentro con algún amigo o conocido y antes de preguntar por mi me pregunta por los peques...
Están bien guapos tus trillizos en ese segundo día de clase...

Rosa Fernandez dijo...

Que razón mas grande tienes ;)))) Es como desde que llegan a nosotros, nuestra vida cambiase y empezásemos a respirar y a vivir a través de ellos ;)))))

Son parte inseparable de nuestras vidas, y hasta que no tienes hijos no lo entiendes.

Rosa Fernandez dijo...

No me había dado cuenta, has pasado de las 100.000 visitas. ENHORABUENA ;))

Trax dijo...

Qué requeteguapos están en su segundo día de cole!!
Besos

Vicky dijo...

Es que se nota que tienes unos hijos que le roban el corazón a cualquiera.
Mucho Exito en este nuevo año escolar!

trestrillistigres dijo...

Valla que diferente es alli que aqui. Aqui empieza el curso escolar en setiembre, claro que aqui el verano es en otros meses, que cosa mas curiosa. A mi me ha pasado de alguna amiga de cuando era soltera que eramos uña y carne, ahora casi ni hablamos porque no le gustan los niños en general y no ha tenido ningun acercamiento a mis niños. Y esto me causa un gran rechazo hacia ella, la verdad. No me habia parado a pensarlo. Por cierto que alta esta Antonia!! De mis niños la niña es la mas bajita y eso que nacio la mas grande, jejeje.

Tita dijo...

¡Qué blog tan hermoso! Los niños siempre lo son, y me pasa como a ti. Nunca me había tomado tan en serio los feos antes contra mí, como los que les puedan hacer a mis hijas ahora!

Besos

padresdetrillizas dijo...

Natalia!!! Qué pena no tener tiempo para poder leer todas las entradas....

Pero esta me toca, y mucho!!

Y es que cuando dí a luz, mucha gente, aunque sea por curiosidad se interesó por las niñas... pero la segunda visita de muchas de esas personas nunca llegó! Algunas muy cercanas... algunas ni siquiera la primera visita... a veces hasta me llegan a echar en cara que ya no me ven, que tengo que hacer un esfuerzo por estar con las amigas... pero.... si no tengo tiempo para depilarme, para ir a la peluquería, para ir al cine, o lo que sea... el tiempo libre que tengo después del trabajo me apetece estar con mis niñas... por qué no un esfuerzo por su parte para verme en casa, conocer a las niñas? Hace tiempo que he desistido de eso, y soy yo la que hago los esfuerzos. Sin embargo, gente más lejana me ha sorprendido y mucho! Siendo cercana, preocupándose por nosotros, mimándonos cuando pueden...

Gracias, Natalia, porque tu entrada me hace me hace pensar que no sólo yo tengo esas sensaciones.... A veces me he sentido mal, pero yo ya no doy para más!

Un abrazo enorme!

Carolina García Gómez dijo...

¿Y no te le tiraste encima? Yo le hubiera dado un abrazo rompecostillas!!!! jajaja,q ué bello.

Somos Múltiples dijo...

Hola Natalia.

Llevo siguiendo tu blog desde que me quedé embarazada de mis mellizos, aunque nunca te había escrito antes. Me ha gustado mucho tu entrada, aunque yo añadiría una tercera categoría; los conversos como yo :-) A mi que no me gustaban nada los niños, y ahora no puedo separarme de ellos!

Es cierto que desde que tengo a mis peques he notado una cierta "sequía social", y me relaciono más con mis amigas que ya son mamás, probablemente sea por tener una mayor afinidad en cuanto a los planes que hacemos. Ahora he decidido hacer un parón en mi vida profesional para cuidar a mis peques, y también he notado bastante incomprensión. A veces es duro estar sola pero la balanza se inclina claramente a su favor, es tan gratificante compartir mi tiempo con ellos sin tener que mirar el reloj!

Por cierto, tienes unos hijos preciosos!!

Saludos desde España. Te agrego a mi blogroll.

Somos Múltiples dijo...

Edito porque leí mal, entendí que las dos categorías de las que hablabas eran los que quieren hijos y lo que no, ¡Qué despiste! A eso me refería cuando dije que era conversa...