viernes, 23 de marzo de 2012

El Genuino Respeto Por la Diversidad

Ayer me acosté agotada. Fue un día intenso por un par de motivos ajenos al blog y por la publicación de mi post acerca del Aborto Terapéutico.

Recibí llamados de apoyo, invitaciones a ser entrevistada en medios de comunicación, emails, comentarios varios en twitter, otros muchos en el post y algunas críticas.

Lo fuerte de todo fue la especie de revolución que se generó a partir de un post que tenía una sola y humilde pretensión: mostrar una realidad que existe y que debe ser tomada en cuenta a la hora de decidir abortar a un "feto no viable". Creo que mi testimonio puede ser valioso porque muestra una arista más de un dilema complejísimo y sensible, principalmente en Chile, donde la discusión se ha encendido con muchísima fuerza.

En fin. Me gustó que se discutiera, que se debatiera, me gustó que se me apoyara y también que, con respeto, muchas personas declararan no estar de acuerdo con mi posición. Me gustó abrir temas, generar movimiento y empujar hacia la reflexión.

Lo que no me gustó fue que se me calificara de poco empática. 

Un post en que se relata una vivencia íntima y muy personal, en que se declara una posición derivada de la huella emocional que esa vivencia dejó y en el que se habla de absoluto respeto por todas las posiciones no puede no ser empático. Esta vez estoy segura de no haberme equivocado.

¿Que no fui empática porque a otra persona le ocurrió otra cosa y tuvo que abortar para salvar su propia vida? ¿Que no fui empática con quienes tienen posiciones diferentes a la mía? ¿Y dónde queda, entonces, la validación de lo que yo pienso, siento y viví? ¿Dónde está el genuino respeto por la diversidad?

No me cansaré de repetir una y mil veces que éste es un tema demasiado complejo como para hacerlo lineal, para emitir juicios tajantes, para juzgarnos unos a otros. Es un tema que siempre implica dolor, que nos traslada al límite entre lo que consideramos bueno o malo, adecuado o inadecuado.

Por quienes abortaron, abortarían o están, en teoría, de acuerdo con el aborto siento mucho respeto. Por quienes jamás lo harían, también (soy una de esas personas que no lo haría, y no tengo motivos para ocultarlo). Sólo que no me gusta la estrechez de mente y de corazón. Existen tantas realidades como personas en el mundo.

Debo decir que si es necesario, iré a dar entrevistas a los medios de comunicación que me busquen. Pero no porque crea ser dueña de LA VERDAD, sino porque creo que la verdad nuestra, la de mi hijo y mi familia es una que debe ser tomada en cuenta, tanto como las de otros niños/fetos/embriones y sus familias.

Quiero que mis hijos crezcan en un país libre y que vivan de acuerdo a sus convicciones. Quiero que sepan que existimos muchos tipos de personas y que la diversidad es parte de nuestra riqueza. Quiero que aprendan de empatía y que puedan abrir sus ojos grandes para mirar el mundo con amor. Quiero que tomen decisiones sin que impere la culpa o el qué dirán. Quiero mostrarles que cada historia personal merece cabida en el libro de la vida. Y la mía, la nuestra también. Aunque a algunos no les guste mi posición. Aunque haya quienes creen ser dueños de verdades absolutas que, por cierto, no existen.


13 comentarios:

Anónimo dijo...

Medio sin sentido esto... Al decir que dices que NO al aborto terapeutico, tajantemente, claramente no estás respetando la diversidad... Esa que acepta que tú pienses como piensas, pero PERMITE al otro pensar distinto.

Una ley que permite que cada cual haga lo que crea mejor, no una ley o una falta de ley que obligue a otros a hacer lo que a mí me parece...

Natalia dijo...

Anónimo: Ojalá hubieses puesto tu nombre.

Digo tajantemente NO al aborto para mí. Creo que soy capaz de expresarme adecuadamente a través de la escritura, y ya lo he explicado demasiadas veces.

Saludos.

Anónimo dijo...

yo si te encontre super empatica, a pesar de que pensamos diferente, sobretodo porque tu experiencia personal fue muy impactante para hacerte pensar asi , yo creo que si viviera lo mismo que tu pensaria igual
saludos y felicitaciones, escribes la raja!
lety
pd me encanta tu hijo pedro es delicioso, su cara de pillo travieso me mata!

Natalia dijo...

Gracias Lety por entender! Y sí, mi Pedro es una cosa deliciosa... aunque ya creció y ya no es la misma bolita de antes :(

Un abrazo!

Chitin dijo...

¿Tú no eres empática???? y los que matan a los chiquitines en el vientre materno sí lo son???????????????

Rosa Fernandez dijo...

Natalia, ánimo, no sólo eres empática, sino valiente por defender lo que crees que es la verdad. A pesar de estar o no en mayoría.

Si no hubiese una vida por medio, podría justificar el aborto... pero el aborto soluciona un problema matando a un inocente. Esa nunca puede ser nuestra respuesta antes los problemas.

Un besazo Natalia, y perdona por no haber escrito antes.

Sabina Atalaski dijo...

Nata, yo te comenté por FB (con mi verdadero nombre) y leí todos los comentarios sobre tus dos post... lamentablemente en ninguno leí que alguien te acusara de poco empática directamente. Supongo lo habrán hecho en privado.

Yo, al igual que otra persona que comentó más arriba creo que la decisión es personal (difícil y lo que quieras, pero personal). Y me niego terminantemente a que esa decisión la tome alguien más que la mujer. Precisamente por lo difícil que es y los costos emocionales involucrados.

Sólo es eso. Libertad. Tú talvez encontrabas difícil elegir. Yo, en mi momento, no. Pero no pude (esto fue algo que no quise decir por FB, por razones de privacidad).

De todas maneras respeto tu opción tanto como respeto mi deseo en algun momento de haber terminado con un dolor. De eso se trata.

Un abrazo.

carmengloria dijo...

ufff..... espero no haber sido yo la persona que te trató de no empática, estaría todo mal... pero por lo de FB me imagino que algo puede haber en mis palabras que contribuyó a tu molestia... de acuerdo en que no existen verdades absolutas, los dogmas son lo peor en estos temas, por que justamente son los que llevan a que a una mujer la metan a la cárcel por tomar una decisión que en este caso es contraria a la tuya. Esa es la gravedad de este tema.

MisMellis dijo...

Natalia ya sabes que el tema está abierto a mucho debate y que tú solo has espuesto tú opinión basándote en tú caso personal y en tus vivencias sin cuestionar a nadie, ni criticar a nadie ni nada parecido.
La empatía por definición es la capacidad de ponerse en el lugar del otro y creo que por todo lo que llevo leyendo de tí eres una persona muy empática, por esa capacidad que tienes de pensar en lo que tus hijos piensan o sienten, y por otras muchas cosas más.
Afortunadamente tienes la libertad de escribir lo que creas conveniente, afortunadamente para tí tomaste la mejor de las decisiones que fué aborto no y afortunadamente gracias a esa decisión tienes a tu lado a tu pequeño Pedro que es como un pequeño milagro. Poco debe importante lo que digan los demás, sobretodo cuando esas personas no te conocen ni saben de tu día a día.
Es muy fácil juzgar lo que hacen los demás, sobretodo cuando nunca nos hemos visto en su pellejo.
Un besazo....

Natalia dijo...

Carmen Gloria, preciosa, NO FUISTE Tú!!!! Porqué te hizo sentir tan culpable dar tu opinión.

Fue en twitter donde se generó la discuíón acerca de la empatía.

Insisto en que todo comentario respetuoso y sin descalificar es bienvenido en mi blog!!!!!

Gracias a todas por sus opiniones!

Carolina García Gómez dijo...

Natalia te felicito!!! Por todo: por volver a estudiar, por atreverte a opinar de un tema tan, pero tan complejo... Y por favor!! Que lo de empática te sale por los poros!!!!

Mi opinión: soy incapaz de asumir una posición frente a temas como el aborto o la eutanasia porque pienso que hasta no estar en una situación que exija esa decisión, es MUY difícil tomar partido.

Me explico: si a mi hija de 14 años la violan y queda embarazada, posiblemente tendría herramientas para asumir una posición. Si es mi madre la que sufre lo indecible, posiblemente pensaría en que la eutanasia es una opción.

Personalmente no abortaría, de hecho, con mi segundo hijo me sugirieron que me hiciera la prueba de síndrome de down y me negué: igual lo tendría.

Pero sé que existen otras situaciones que posiblemente ameritan pensar en estas opciones.

Ale dijo...

Natalia, por favor, si alguien no es empático, es justamente quien hizo el comentario. Hay personas que creen que decir "estoy en contra del aborto" es lo mismo a decir "digo no al aborto y censuro y juzgo a quienes no piensan como yo" Y la diferencia es grande, es sólo cosa de saber leer.... No te desanimes y sigue como siempre: respetuosa, asertiva y brillante!
Un abrazo!!!

padresdetrillizas dijo...

Hola Natalia, hace tiempo que no me paso y me encuentro con este lío que has montado, je, je, qué no, me encanta que abordes temas polémicos y difíciles, porque para eso estamos, para ver puntos de vista, para conocer vidas y experiencias distintas...

En cuanto a cómo has tratado el tema, sí me parece empático, y me parece que cuentas tu historia, tu vivencia, que es lo más importante, y creo que es un milagro y algo precioso. Tienes derecho a expresar lo que piensas, incluso si no fueras empática, cada uno tiene su saber, y su hacer.

Cuando yo me quedé embarazada pasé varias veces el miedo de tener que llevar a cabo un aborto terapéutico. En principio, los gines que me llevaban y que me dieron la noticia de que venían 3 fue la única opción que me dieron: "reducir" el embarazo en la semana 12 a una gestación única (no "convenía dejar a las gemelas porque con una sola placenta era un embarazo muy de riesgo) para que la melliza llegara a término y tuviera una hija sana, mejor que 3 que probablemente nacerían mucho antes de ser viables, o tan pronto que tendráin unas secuelas horribles de por vida (cito a los médicos). Decidimos pedir una segunda opinión seguir adelante. Pero el resto del embarazo estuvimos con el miedo de que las gemelas hicieran alguna complicación y tener que parar a una de ellas para que no matara a la otra, y pensaba en ello y se me escapaba un trocito del alma... ya le quería, cómo iba a poder hacerlo? Al final, todo salió genial, y me gusta entrar a la clínica, y enseñçarselas a los gines que no apostaron por ellas....

Sin embargo, después de muchos años trabajando en gine, he visto que el aborto terapéutico puede disminuir el dolor de muchas madres que parirán nu niño muerto o casi... he visto poner de parto a niños sin cerebro, por ejemplo, y evitar a su madre que lo gestara hasta los nueve meses, que empezara el duelo a las 18 semanas, antes de que tuviera que pasar por un parto en toda regla, de setir a su bebé dentro nueve meses... yo no sé lo que haría, lo que sí sé es que el que sienta la necesidad de hacerlo de esta forma, debe de tener la posibilidad legal de hacerlo... Tu caso es muy especial, sin embargo he de decir que en 5 años en gine, y 3 más en un hospital, no lo he visto nunca...

Aún y todo, creo que el post es precioso, sentido, cálido, íntimo, y TUYO, con todo tu derecho a expresar tus sentimientos. Así que sigue así, amiga, que aquí estaremos para seguir leyéndote, entendiéndote, y debatiendo contigo. Un abrazo enorme!!!