domingo, 17 de abril de 2011

Cerrado por Vacaciones

A veces no puedo evitar pensar que hay cosas que nunca pasarán, u otras que quedarán como están  para siempre. Tengo esa tendencia al absolutismo con la que intento luchar día a día.

Mientras estuve en reposo esperando a mis trillizos y creyendo en las palabras de los doctores que sentenciaron de muerte a mi Pedro, pensé en que muchas cosas que amaba nunca volverían a ocurrir. Creí que no volvería a sonreír, que jamás sacaría de de mi pecho ese dolor punzante, que no recuperaría el vínculo con mis amigos ni a participar de noches de "carrete" y entretención. Pensé en una infinidad de "jamases". Y entre todo lo que creí, pensé que nunca volvería a tomar vacaciones o a viajar.

Como ya saben, la sentencia de muerte de mi Pedro fue un error (o, tal vez, debería decir que su vida fue un milagro), pero luego se vinieron otros problemas, la mayoría referidos a la salud de mis hijos, y algunos  muy graves. Volví a pensar en los "nunca más".

Hoy intento resistirme a los "nuncas" y los "siempres", son conceptos que quisiera sacar de mi cabeza, son palabras que quisiera eliminar de mi vocabulario, porque sé que en la vida real no existen (¿Porqué será que tiendo a creer en ellos aún cuando mi cabeza sabe que no hay "nuncas" ni "siempres" posibles? Todavía no tengo esa respuesta.)

Bueno, el caso es que recuerdo perfectamente la sensación de satisfacción que sentí la primera vez que esta familia tomó vacaciones. Fuimos una semana a una playa cercana a nuestra ciudad. Fuimos con la persona que nos ayudaba, con la "niñera" de mis hijos, y no descansamos nuestros cuerpos, pero sí nuestras almas. Estar en la orilla del mar mojando nuestros pies parecía un sueño... después de tanto dolor, después de convivir tanto tiempo cara a cara con la muerte. La foto que ven en este post es de esa oportunidad: nuestros niños sentados en la arena tomando vacaciones como cualquier otro niño. Un gran recuerdo.

Ahora se viene otro evento que alguna vez creí que nunca más ocurriría. Haremos un viaje en avión al desierto de nuestro país. Iremos a un pueblo llamado San Pedro de Atacama, y desde ahí haremos varios recorridos para conocer lugares increíbles. Haremos un viaje "de grandes", no unas vacaciones para niños pequeños. Volveré a ver los colores del desierto al atardecer y a sentir el silencio de sus paisajes, volveré a contactarme con la grandeza y la pureza de un lugar que amo. Y esta vez lo haré junto a mis hijos. Otro "jamás" que se vuelve posible. Otro sueño pospuesto que, finalmente, llega a cumplirse.

La proxima semana este blog estará cerrado por vacaciones. No sé cuántos lugares con wii fii encontraré, no sé si podré o no conectarme. Sólo sé que al volver les contaré cómo se siente cumplir un sueño que estuvo guardado durante más de 8 años.

14 comentarios:

carmengloria dijo...

Que excelente noticia!!!!
Disfruten mucho estas maravillosas vacaciones, se las merecen tantísimo!!
Y que maravilla que se cumpla un sueño tan esperado..... viste que los sueños se cumplen?
Abrazos y buen viaje

Andrea dijo...

Natalia,
El jueves nosotras también nos vamos de "vacaciones" claro que los padres siempre estamos atrás de nuestros hijos, asi que son más vacaciones para ellos que para nosotros.. porque nuestro trabajo continua. Pero que placer que da sentarse en la arena y verlos armar un castillo, o comer arena o que se mojen los pies y vengan corriendo para que los cubras con la toalla y los abraces porque tienen frío.
O sentarse a tomar un jugo en el pasto y disfrutar de la pelota , o de un juego de cartas mientras se escucha una música de fondo.

Son placeres que se vivien en vacaciones porque si bien las preocupaciones siguen estando parece que en otro lado la mente y el alma descansan-

En esta oportunidad nosotras nos vamos a un hotel a las afuera de la capital, nos vamos a disfrutar con la familia a comer mucho! y a disfrutar de las piscinas climatizadas! ... :D


felices vacaciones y feliz semana santa!!!

Ale dijo...

Felices vacaciones y que tengan un merecido descanso!!! :)

Natalia dijo...

Gracias por los buenos deseos!!!! Mis hijos no se pueden dormir pensando en el avión y en la laguna Céjar... donde flotas por la cantidad de sal del agua.
La excitación previa es parte importante del viaje!!!

Cariños.

Brenda Mastitz dijo...

felices vacaciones! a disfrutar de esas bellezas que tenes! que lindo que puedas hacerlo. un abrazo!!!

Sandra dijo...

Felices vacaciones!! A disfrutar de tus preciosos mellizos

Matilda dijo...

Que disfrutéis muchísimo, las vacaciones en familia son esos recuerdos felices que nos acompañan toda la vida.
Un abrazo.

Vicky dijo...

Que disfruten mucho de estos días en familia :D

Natalia dijo...

Gracias a todas por sus buenos deseos!!! Aquí estoy haciendo maletas y esperando que no se me quede nada importante!!!!

Besos.

100% Mamá dijo...

Que ricoooo, a disfritar entonces como se merece.... a parte que el norte es tan lindo.... me encanta....

Que lo pasen muy bien, y no te preocupes, tambien hace bien desconectarse de vez en cuando.....

Un beso

Bere dijo...

Felices vacaciones y sobre todo felices sueños cumplidos! qué emociones nuevas para tus hijos y para ti :D

M.Ignacia dijo...

Natalia, la Ina, mi abuela, siempre decía una frase que en el momento de la oscuridad parece fuera de lugar, decía: "Siempre hay un amancer".
Es tan cierto, hay momentos en la vida en que pareciera que todo se detiene y que el sol sale sólo para otros,y se vuelve un recuerdo lejano. Sin embargo, qué sabia es la vida,los tiempos no siempre son los que uno quisiera, pero lo que nunca deja de suceder, es que siempre hay un amanecer.
Hoy puedo decir GRACIAS por este tiempo de luz en tu vida.
Te quiero hija

Eva dijo...

Ummm que bonito tu blog!!!!!!me a encantado leerlo.....

Natalia dijo...

Sí mamá. la filosofía de la Ina es muy, my cierta. Lástima que cueste tanto creer en ella cuando la vida se te vuelve negra.

Pero aquí estamos, recorriendo este norte precioso. Esta tarde vamos a las termas de Puritana :))))

Besos.