viernes, 8 de julio de 2011

Agotada

Tantas veces me siento así y no logro acostumbrarme.

Cuando mis hijos eran guaguas y había que estar todo el día pendiente de ellos, de su alimentación, de cambiar sus pañales y de los diversos tratamientos a los que debieron ser sometidos, siempre aparecía alguien que me decía que cuando crecieran, cuando tuvieran la edad que hoy tienen, ya no me sentiría tan exhausta.

Obviamente, en parte, ha resultado cierto. Tengo muchísima más autonomía, puedo comer, puedo dormir e incluso, a veces, puedo salir a distraerme con las amigas. Sin embargo, reconozco que vivo agotada.

No son ellos solamente Probablemente es la mezcla de mi trabajo con la maternidad la que me hace sentir tan frecuentemente esta sensación que pesa sobre los hombros. Los momentos de supuesto descanso son siempre llenos de movimiento, ruido, preguntas, travesuras, demandas, órdenes para que no se maten jugando a la lucha o tirándose de un árbol... Y así, un sin fin de tareas que nadie podría resumir como "descansar".

Es cierto que a veces tengo tiempo para estar sola y que lo aprovecho y lo disfruto, pero también es cierto que, en ocasiones siento que necesitaría mucho más. Algo así como poder desconectarme durante algunos días de esta labor gratificante pero tan, tan cansadora de ser madre múltiple.

Nunca lo he hecho. Nunca me he ido de vacaciones sin ellos, jamás han pasado más de una noche fuera de la casa, no me he desprendido en 8 años y medio de mi rol de madre. Incluso, desde el trabajo, entre paciente y paciente, estoy llamando para saber cómo están, qué están haciendo, si comieron, si se abrigaron, si durmieron, si están bien.

Sé que este post parece una queja y, si lo pienso bien, lo es. Me encuentro física y mentalmente agotada porque ser madre es tener pedazos de ti repartidos por ahí. Y no he aprendido a dejar que esos pedacitos míos que adoro dejen de ocupar mi mente y corazón las 24 horas del día. Imposible. Me agotan aunque estén físicamente lejos.

Sé que el problema no está en ellos. Son niños "normales" en relación a su nivel de actividad y demandas. Soy yo la que aún no aprende a desconectarse. Y a veces, como ahora mismo, me siento abrumadoramente agotada. A veces, como en este momento, quisiera tener la capacidad de desconectarme uno, dos, tres días y dedicarme realmente a descansar el cuerpo y el alma de la maternidad "especial" que me tocó vivir.

Sé que mañana o en unos días pensaré que este post sólo fue una forma de descargarme y que lo escribí en un estado especial de cansancio. Pero no me gusta mentir: cada cosa por su nombre. A ratos me siento abrumada y superada. Y punto.

11 comentarios:

Sole dijo...

Hola, yo creo q todos tenemos derecho a sentirnos de esa manera algunas veces. A veces por los hijos , la familia, los padres. Es súper valido sentirse así. Y eso nos pasa a todos. Un abrazo de animo y fuerza. Porque uno no sabe como pero siempre aparecen mas.

Bren dijo...

Es totalmente normal lo que te pasa... les pasa a las que tienen uno, nos pasa a las que tenemos dos, y por supuesto te pasa a vos con 3!!! encima trabajando fuera de tu casa...Vamos que somos humanas!

Mami dijo...

Es cierto.. a veces el cansancio nos gana la batalla, pero lo bueno que es estamos ahi para seguir...y eso nos llena de satisfacción..:)

Saludos..

Anónimo dijo...

Pues que te voy a decir yo, que tambien sufro de agotamiento, pero yo creo que desconecto mejor, no estoy tan pendiente. Quizás porque lo he tenido más fácil que tú por el periodo de duración delas enfermedades, uizás por la forma de ser, no todos somos iguales, pero ya son muy independientes y se puede desconectar, no te parece?
Deja que la familia mime a tus hijos y mímate tú. Vete unos días con tu marido y desconecta, que la primera vez cuesta pero las siguientes llegan solas, jajaja.
Muchos tribesos!!!
Imoan

Anónimo dijo...

Yo también siento lo mismo y esoq ue tengo de 3 edades distintas. Ser mamá a tiempo casi completo, significa ser chofer, chef, pediatra, profesora, parvularia, estilista, modista, etc. Es normal sentir que en la noche lo único que uno pide es literalmente "echar los huesos a la cama!" y dormir, dormir, dormir y aunque pasen días de vacaciones sola o con el marido uno jamás se desconecta de estas almas que Dios a uno le encomendó. Razón tenía mi mamá cuando esperaba a mi hijo mayor: déjalo dentro de ti el máximo tiempo posible, porque cuando nazca, nunca más podrás dejar de preocuparte por él... sabias palabras... tal cual ha sido. Eso es ser madre estar agotada constantemente pero inmensamente feliz, gracias queridos niños!
MJB

Natalia dijo...

Absolutamente de acuerdo, amiga emprestadora!!!!
¿Viste que pudiste comentar?
Besos y suerte con los 38°

Anónimo dijo...

Que te digo... me siento exactamente igual, cansada a más no poder... tengo trillizos de 3 años y en este momento estoy enferma y tengo cero posibilidad de descansar... hay que seguir nada más... como bien dices, en unos días pasará y veremos la situación de forma distinta... lo bueno es ser sincera y reconocer que somos humanas y nos cansamos tambien. Mucho animo!!!

Entrillizada dijo...

A veces parece que nos cuesta reconocerlo, pero es necesario verlo, ser trimamá las 24 horas es cansado, gratificante, pero cansado.
Suerte y ánimo para disfrutar de los "pequeños ratos" sin niños!!!

Anónimo dijo...

Es valiente que reconozcas lo que te pasa, y sería sabio si lo conceptualizaras como algo a resolver, no solo como algo que soportar estoicamente. Los psicólogos somos malos psicólogos con nosotros mismos muchísimas veces. Seguro que puedes delegar, cambiar, hacer cosas para tener ratos y tener vida propia. Un saludo. Jesus

Anónimo dijo...

Admiración....eso siento por ustedes madres múltiples...yo, tengo solo uno y hay días que estoy con la batería en cero, es como si absorbiera toda mi enérgia y a veces no doy más y exploto, mi nene tiene 3 años y ha sido un nene de carácter normal, pero nació con sus dos piececitos zambos y aunque es solo un problema técnico como dicen los médicos y mi madre,! Ha sido un camino largo y tedioso...yesos cambios cada semana, heridas por los cambios nunca ha dormido más de 2 horas seguidas, aparatos férulas, hasta hoy con 3 años....ya está bien camina y corre como cualquier nene de su edad ....pero ahora ...algo me está pasando factura y mi agotamiento el cual mi familia califica de ( debilidad o falta de brios ) me hace pensar que estoy mirando el abismo de la depresión...solo espero que Dios me de fuerzas y sabiduría... Vivo en Alemania lejos de mi familia y aunque mi marido es bueno me he puesto la carga siempre sobre mis hombros y ahora necesito AYUDA pero veo que minimizan mis comentarios...con frases como ya el nene está bien ya todo va sobre ruedas, pero...que más pides? En fin tal vez es solo un gritito de queja....mañana será otro día besos

Anónimo dijo...

Hola a todos y todas, yo tengo unos gemelos de 19 meses, soy medico, al principio me dedique en cuerpo y alma al cuido de mis hijos porq nacieron prematuros y ameritaban cuidados extremos asi que por los primeros 8 meses solo era MADRE, tuve enfermeras, nanas y a mi madre pero no fue suficiente para evitar una GRAN DEPRESION POSTPARTO, creo que pasar 7 meses en cama para evitar una perdida, quince dias de terapia neonatal, ser primeriza y tener el doble de temor de que algo saliera mal, termino de quebrarme por completo, con antidepresivos y la ayuda referida salimos adelante, ahora son niños sanos, fuertes, inquietos, traviesos, van a guarderia en la maÑanas para poder trabajar y en la tarde volvemos a casa, se me pasan las horas y dias y semanas, cambiando pañales, dando teteros, persiguiendoles para que coman, evitando que se golpeen, se caigan, paso 2 horas durmiendoles a cada uno para que duerman 1 hora de siesta y en esa hora que deberia utilizar para mi, mi cuerpo solo me pide dormir, les adoro pero reconozco que ha afectado mucho mi vida de mujer el ser madre, me siento madre 100%, al punto que en mi trabajo solo me preocupa estar desocupada a la hora de buscarlos al colegio, mi vida de pareja no es ni la sombra de lo que fue, hasta paso la mayor tiempo molesta con mi esposo porq jamas consigo que colabore conmigo sin tener que pedirselo, leerles ha sido duro porq todo el tiempo me doy aliento diciendome estos son los primeros 4 aÑos despues todo sera mas facil y al parecer para uds... No lo es aunque tengan hijos mayores, no quiero crearle una falsa idea de que no disfruto mi maternidad, mis hijos fueron mas que deseados desde antes de procrearlos, disfruto sus juegos, sus travesuras, como toda madre tengo cientos de fotos de sus dias a dias, me enorgullece cada pequeño paso que han dado en sus cortitas vidas pero guao... Es bueno poder decir aqui sin sentirme avergonzada o con remordimientos que ser madre es la tarea mas agotadora del mundo!