sábado, 16 de julio de 2011

Orgullo que Me Hincha el Pecho (La No Discriminación)


Mis tres hijos son bacanes, como se diría en buen chileno. Los amo y adoro la forma como han ido entendiendo el mundo.

Hace unos tres años, cuando tenía 5 aproximadamente, ellos y mi madre escribieron un libro llamado "Sinforosa, Una Amiga Divertida". En él relataban las aventuras y desventuras de una niña y su familia. Tiene textos inventados por ellos (y escritos por mi madre) y dibujos hechos por las manitos de mis niños. Amo tanto ese libro que casi no los dejo tocarlo: les digo que es una verdadera reliquia.

Estas vacaciones de invierno, aburridas, heladas y lluviosas, han empezado el segundo libro de Sinforosa. Esta vez mi madre participa mucho menos: ellos escriben los textos e inventan la trama solos. Mi mamá, la mentora original de la colección de libros de Sinforosa, ha quedado relegada al papel de correctora de ortografía y redacción.

Y ayer, mientras hacía otras cosas, los escuchaba conversar entre los tres y ponerse de acuerdo acerca de lo que escribirían en este nuevo libro. Esta vez se trata de las aventuras de Sinforosa en el colegio, de sus amigos, de sus compañeros, de las clases y los profesores.

Y bueno, aquí viene lo que me hincha el pecho de orgullo: en el curso de Sinforosa hay 25 niños: dos de ellos con síndrome de Down, tres rubios, dos con el pelo "café", uno gordito, una tan flaca como un tallarín, una en silla de ruedas y otros muchos más. Los dibujaron a todos (debo decir que Pedro dibuja siempre al gordito porque le resulta mejor, y Antonia y Cristóbal dibujan al resto porque tienen más habilidades con el dibujo).

Los capítulos relatan aventuras y desventuras de este grupo de 25 niños. Y jamás, en ninguna sola frase, hay un dejo de discriminación hacia ninguno de ellos. Lo único es que el gordito debe dejar de comer tantos dulces porque es malo para su salud :)

¿Cómo no me voy a sentir orgullosa de mis hijos? ¿Lo estarían ustedes? Ufff! Yo no puedo más de orgullo. Hasta he pensado que algún día este precioso libro podría ser publicado. Es un ejemplo acerca de cómo nuestros niños tienen el alma limpia y no saben discriminar, a menos que les enseñemos a hacerlo.

10 comentarios:

briseida dijo...

¡Cuánta razón tienes y qué clase más varipinta! :)

@mercadosweb dijo...

Pues por supuesto que tienes que sentirte orgullosa de tus hijos! Y enhorabuena por la parte que te toca (seguramente no es poca) para que ellos sean así! En cuanto a lo de publicar el libro... Deberías hacerlo o al menos intentarlo! Si se cuida una buena redacción (los editores te ayudarían) puedes llegar a sacar un libro de cuentos mucho más interesante que los típicos libros de cuentos de toda la vida que ya están "más vistos que el tebeo". Ya han habido otros casos de gente que ha hecho lo mismo (y no me refiero a Harry Potter, jeje). Hace un tiempo ví en la tele un caso similar: una persona que escribía cuentos basados en los "personajes" de los niños de la guardería en la que trabajaba. Y tuvo bastante éxito aparentemente. Así que ánimo y enhorabuena por todo lo que haces y cómo lo haces! :-)

Mamá Blue! dijo...

bellos, simplemente son un ejemplo del gran corazon q hay en ellos y sin duda eso es transmitido desde la misma familia.

besos

Paula Mancilla Castro dijo...

Natalia:
Que lindos!!!, te pasaste, que emoción verlos tan grandes hermosos y valientes. Un abrazo amiga.
Muchas felicidades por tu familia!!!

Mujer y Mamá dijo...

Claro que para sentir orgullo, de los grandes, y en triplicado!
La publicación de la Colección Sinforosa, creo que es algo que tienen que hacer, por realización, motivación para los creadores y enseñanza para los futuros lectores.
Felicidades!

Bren dijo...

Pureza de corazon... que bonito! Claro que debes estar orgullosa de ellos! y de vos tambien!

Vicky dijo...

Que lindos hijos tienes Natalia :), sin duda que todo lo que ellos son se debe a lo que ustedes han formado como padres. En estos "pequeños-gigantes detalles" te das cuenta lo importante que es criar hijos que se sientan amados, felices y que comprendan de forma tan natural que todos somos iguales, claro que debes sentirte orgullosa de tus hijo bacanes!!
Bellos tesoros para disfrutar y ver en familia tendrán cuando en un años más recuerden las aventuras de Sinforosa.

Anónimo dijo...

Wowww!! Definitivamente, que orgullo! Eso habla de mamá. Felicidades!!

Karen dijo...

Que maravillosos hijos..!!! multiplicado X3... creo que debieras publicar esa colección de Sinforosa... soy profesora en un colegio de integración, y mamá de un prematurito.. y de verdad que me encantaría leer esos cuentos tan reales desde la perspectiva de tus niños.. cariños

Natalia dijo...

Hola Karen. Se acabaron las vacaciones y el libro quedó a medias. pero apenas vuelvan las vacaciones lo retomaremos. Me encantaría publicarlo! Soñar no cuesta nada ;)

Un abrazo.