sábado, 22 de octubre de 2011

Antonia, la Nostalgia y Yo.

Algunos dicen que mi hija se parece físicamente a mí. Lo dicen porque no conocen a mi madre, porque Antonia es realmente calcada a ella. Incluso tiene algunos rasgos psicológicos de su abuela. A veces parece que es más hija de ella que mía ;)

Sin embargo, si hay algo que, seguro, mi hija ha heredado de mí, es la tendencia a las nostalgia.

Hay personas que, si bien tienen recuerdos del pasado, no suelen sentir esa extraña mezcla entre añoranza y tristeza que te da el saber que nunca volverá.

Si me pusiera a nombrar la cantidad de lugares, experiencias o personas cuyo recuerdo gatillan nostalgia en mí, probablemente no terminaría nunca. Sin ir más lejos, anoche tuve un sueño que me hizo despertar profundamente nostálgica: en él volvía a mi infancia, al campo de mis abuelos y a tener una férrea amistad con mi prima, que fue como una hermana para mí.

Muy chiquitita Antonia conoció también la nostalgia. La primera vez que expresó sentirla tenía poco más de 2 años, y no me dejaba poner un disco que le recordaba al antiguo departamento del que nos habíamos cambiado hace unas semanas. Decía que se ponía triste cuendo escuchaba esa música.

Con el tiempo le he ido explicando que lo que siente se llama nostalgia y que, alguna vez, todos la sentimos. Sin embargo, sé que en ella (y en mí) es más intensa que en otras personas. La playa donde veraneamos, la casa que su abuela vendió, los días de verano cuando es invierno... Muchos recuerdos la hacen sentir algo en el corazón que a veces es difícil de explicar.

Las fotos de sus primeros años a veces la hacen disfrutar, pero otras veces provocan en ella algo parecido más al sufrimiento que a otra cosa. Es la certeza de no poder volver el tiempo atrás, hagas lo que hagas.

Pero aquí estoy yo para acogerla, y la entiendo porque somos iguales. Lo importante, para mí, es que sepa que vendrán muchos veranos, muchas casas, muchos paseos, muchos amigos, muchas vacaciones. Que sentir nostalgia por el pasado no debe impedirnos difrutar lo que vivimos hoy o lo que se viene por delante.

Hijita, no sabes cómo recuerdo a veces a esa Antonia chiquitita que ya no existe. Pero ahora, a punto de cumplir los 9 años, te prometo que me empeño en disfrutarte. Sé que en un tiempo más estaré nostálgica por los hijos que hoy tengo.



1 año y 3 meses.


8 años


15 comentarios:

Catalina de mamatambiensabe dijo...

Que Guapa.... Mhhhhhuffff. (Eso traté q fuese la onomatopeya del suspiro.)

De la.nostalgia q te puedo decir.. Basta ver mi mirada y la del mayor. Siempre nos han dicho q tenemos mirada nostalgia. Yo hace tiempo q dejé de sentirla ... Pero en mi mirada se quedó estampado.

Natalia dijo...

Hola Catalina. ¿Dejaste de sentirla? Y eso ¿es bueno o malo? Realmente no sé si debo sentirme afortunada o no por sentirla tan seguido. Será porque no conozco la vida sin ella ;)

Un abrazo!!!

padresdetrillizas dijo...

Lo primero, es preciosa!!! Lo segundo, qué recuerdos, todo son recuerdos... justo hoy he estado con mi prima. Me regaló su colonia porque me encantaba cuando yo estaba embarazada. Y le he explicado que la tengo reservada, y me la echo los días que siento nostalgia de mi embarazo, y cuando la huelo, en el primer instante, tengo por un segundo, el recuerdo y la sensación de volver atrás, y sentirlas dentro... pero nunca dejando de disfrutar HOY. Un abrazo a esa niña con tanto sentimiento...Antonia...

Natalia dijo...

Hola padresdetrillizas. No sabes las sensaciones que tengo yo con los olores. No sabes cuánto te entiendo. Adoro el olor de las toallita húmedas para bebés marca huggies... Es como si me tomaran y me llevaran a viajar al pasado!
Antonia y yo no somos los únicas! Tú eres parte de nuestro club, jajaaja!
Gracias por lo de guapa, yo opino lo mismo de mi niña.

Un abrazo!

Bren dijo...

Cuando nacio Bianqui le regalaron la misma colonia que usaba mi hija mayor de bebe...No te puedo explicar la nostalgia que senti en ese momento... Mi hija no estaba conmigo (todavia estabamos en la clinica) y Volver a sentir ese perfume... No suelo ser tan nostalgica, pero ese momento (lo que senti)se me quedo grabado a fuego.
Tu hija es preciosa Naty, te felicito!

M.Ignacia dijo...

Natalia, parece que es una característica que se hereda, así como la mirada expresiva !!!
¿Recuerdas que yo te decía cuando eras adolescente que me daba "pena" ver las fotos de ustedes de chicos? Pasar por una calle, por fuera de la casa de la infancia, mirar las fotos y en ellas no sólo ver a los niños que ya son grandes, sino que ver estampados los muebles y los objetos que han desaparecido...Todo eso da un mezcla de pena con amor, añoranza, en fin, como dices muy bien:Nostalgia
Quiero que sepas que las quiero mucho , mucho a tí y a la Antito...

Natalia dijo...

Hola Bren. Sí, el olfato es el único de los sentidos que no pasa por el área cerebral de la razón, por eso es que nos lleva a la nostalgia con tanta, tanta facilidad. Gracias por los piripos a mi hija!

Mamá: sí, este aunto parece que se hereda. Pero yo no quiero evitar la nostalgia. La voy a manosear hasta hacerla amiga mía. De hecho, este blog se trata de eso, entre otras muchas cosas. Nosotras también te queremos mucho

Un beso para cada una!

padresdetrillizas dijo...

Me gusta nuestro club nostálgico en el que los olores nos hacen volar directamente a otros tiempos y recordar tan vívidamente momentos felices! Sigamos disfrutando y atesorando momentos!

Natalia dijo...

jejeje! A ver si más personas quieren unirse a nuestro club.

Un abrazo!

M.P.C. dijo...

Wow!, que lindo este tema!, y como lo planteas... a veces ami me llena el alma la nostalgia, a veces la disfruto, otras la evito, mas depende de lo que te recuerde, las emociones que te traen y la etapa que estas viviendo.
Ahora, que vivo lejos de mi gente, es fácil que la nostalgia en mucha pena!!.

Natalia dijo...

Hola M.P.C.

Yo también he pasado por épocas de evitar la nostagia... Sobretodo cuando estoy en un mal momento y la añoranza es por tiempos mejores.

Ahora estoy en una etapa en que la dejo entrar y la valoro, la cuido y saco conclusiones de mis experiencias pasadas.

Me imagino que vivir lejos de tu gente debe ser muy, muy difícil. ¡Mucha fuerza!

Un abrazo!

Chitin dijo...

Que mayor!!!! q rápido crecen, verdad? ayúdala a disfrutar de esos momentos de nostalgia, recordando los buenos momentos vividos y las personas queridas, en lugar de sufrir por no poder volver al pasado.

Natalia dijo...

Hola Chitin. Tienes razón, pero creo que soy parecida a ella. También me es difícil disfrutar los recuerdos sin añadir algo de tristeza a ellos. Intentaré hacerlo.

Un abrazo grande!

Carolina García Gómez dijo...

¿Sabés que yo sufro de lo totalmente contario? Es muy, pero MUY extraño que sienta nostalgia y tengo una amiga del alma que es súper nostálgico, como vos, y es ella la que me recuerda lo inexistente que es la nostalgia en mi vida. Bueno, no sé decirte qué es mejor, jajajaja, somos así y ya. Besos.

Natalia dijo...

¿En serio Carolina? No sé si envidiarte o no. No sé si es mejor una u otra cosa. Pero en fin, cada uno con su cada uno.

Besos!