viernes, 14 de octubre de 2011

Conociendo a mis Hijos: Pequeños Detalles

Los conocí el día en que el test de embarazo dio positivo. En ese momento, aunque creí que venía un solo hijo y no tres, ya los adoraba. De hecho, con sólo 7 semanas de gestación tuve un sangrado y recuerdo la angustia y el llanto de ese día como una punzada intensa en el corazón. Ya sentía una enorme conexión con ellos.

El día del parto vi sus caritas. Ninguna de las tres coincidía con las que había imaginado una y otra vez. Eran inimaginables... Son únicos, por lo que mi mente no daba para llegar a inventar las caras de tres seres humanos nuevos, diferentes a todos los del mundo. Ese día noté que había alguno más tranquilo, alguno más sensible, alguno más frágil.

Al pasar de los días y meses fui aprendiendo sus mañas, sus tendencias, lo que venía grabado en sus "discos duros". Siempre me ha sorprendido el comentario clásico "¡Pero qué diferentes son entre ellos!", porque me hace dar cuenta de todos los mitos que existen en torno a los hermanos múltiples.  Claro, son tan diferentes como lo somos mi hermano, mi hermana y yo. Tres seres humanos con sus propios gustos, intereses y formas de ser.

Han pasado casi 9 años desde el día en que vi sus caras por primera vez y aun no dejan de sorprenderme con cosas nuevas. Los veo reaccionar frente a una situación difícil, los veo enfrentar los desafíos de formas diferentes, y puedo darme cuenta cómo cada uno de mis tres hijos percibe la realidad desde un punto de vista único y sorprendentemente distinto a como lo hacen sus hermanos.

Lo que voy a contar hoy no es nuevo, pero creo que se ha ido acentuando, o tal vez yo he podido notarlo más porque he estado más con ellos en el último tiempo. Y es que mi hijo Pedro va a ser el mejor padre del mundo. Sí, parecer ridículo hablar de esto a tan temprana edad, pero es que de verdad me estremece el modo como se acerca a las guaguas (bebés), a los niños pequeños y a las embarazadas.

Antes de ayer vinieron a verme dos amigas: una de ellas con su hijo de 11 meses y la otra a punto de ser madre. Y Pedro no se despegó del hijo de mi amiga. Lo tocaba, le hablaba, jugababa con él. Pero lo más lindo fue la forma como tocaba la guata (panza) de mi otra amiga: con una gran delicadeza, la iba tocando mientras hacía preguntas acerca del hijo que está por venir.

Ayer se me acercó para pedirme que quería invitar a alguien a almorzar el domingo: a su prima María Gracia de casi 2 años. No era por ver a sus tíos (los papás de la primita), era porque "Mamá, echo mucho de menos a la María Gracia, quiero verla, quiero estar con ella."

Lindo mi liño lindo. En vez de estar interesado en pegar patadas al aire jugando al karateka (que también lo está a veces) está deseando jugar con su primita, seguirla por la casa para mostrarle juguetes y cuidarla, enseñarle nuevas cosas, mostrarle una parte del mundo que, él sabe, ella aun no conoce.

Sí, serás un gran padre, un gran profesor, un gran Psicólogo infantil o un gran tío. Tienes menos de 9 años y ya eres capaz de amar y proteger a los más chicos por instinto, porque te nace, porque te gusta.

Me siento orgullosa del modo como van apareciendo estas pequeñas cosas que hacen de mis hijos niños buenos y únicos. Me siento orgullosa de Pedro y su infinita sensibilidad.



María Gracia y Pedro en enero de este año. Díganme si el amor de primos no brota por los poros.

11 comentarios:

briseida dijo...

¡Qué imagen tan tierna!
Creo que aciertas de pleno en tu pronóstico, Pedro tiene madera de padre :)

Natalia dijo...

Hola breseida! Y si no llega a ser padre, estoy segura que encontrará la manera de encauzar esta sensibilidad especial que tiene :)
Saludos!

Elena dijo...

Demuestra ser una gran persona , con una sensibilidad precoz para sus edad . Y es que hay cosas que son innatas que vienen marcadas en los genes y no entienden de edad .
Enhorabuena amiga .
Besos

Natalia dijo...

Gracias Elena! Tengo un hijo (unos hijos, en realidad) con un gran corazón.

Un beso!

Vicky dijo...

Natalia te he dicho que tienes unos hijos maravillosamente encantadores???? mmmm creo que varias o no?
Claramente son el reflejo de todo el inmenso amor que han recibido....
Bellos los tres con sus infinitas virtudes.

Un abrazo.

padresdetrillizas dijo...

Qué foto más preciosa, Natalia! Y qué cierto es que cada persona es un mundo... y cuánto más fácil es de ver cuando tienes tres niños a la vez, a los que crías en el mismo momento de tu vida, y son tan diferentes entre ellos... mis niñas aún son pequeñas, pero aprecio sus diferencias desde que eran chiquititas, su forma de interactuar ha sido siempre distinta...

Pedro es tan tierno... enhorabuena por ese hijo tan precioso!!! (y por sus hermanos, claro)

Natalia dijo...

Vicky: Eso quiero creer yo también, que estoy cosechando lo sembrado ;)

padresdetrillisas: es impresionante cómo los genes determinan mucho la forma de ser de los niños. Tres nacidos al mismo tiempo y tan diferentes! Viva la diversidad!

Un abrazo a las dos.

Saavedra dijo...

si bien cristobal es el guapote, pedro es el tierno, el que tiene una cara demasiado dulce y picara a la vez.yo ni te conozco pero estoy encantada con tus hijos y vibro con sus historias, asi como narras tus vivencias de madre, que a mi como madre primeriza de una loca de 2 años han servido mucho. cariños

Natalia dijo...

Hola Saavedra. Así es! Los has descrito muy bien. Y Antonia también es muy maternal, pero con cachorritos no humanos. Ella nació amando los perros, los gatos y los ratoncitos. De hecho, su perrita está embarazada de trillizos! Ya escribiré un pos sobre este tema.

Saludos!

trestrillistigres dijo...

Todo lo que cuentas en tus entradas parece que hablas de mi. Yo también tube sangrado y lo pasé fatal, debe ser normal en embarazos múltiples sangrar más cuando están "enganchando". Y lo de que no se parecen nada entre ellos, son muy muy diferentes, fisica y de caracter. Y tu Pedro me recuerda muchisimo a mi flaquito, es muy sensible. Un beso.

Natalia dijo...

:)))

Eso es lo bueno de compartir las experiencias: saber que nunca estamos solas.

Un abrazo grande para ti y tu flaquito.

(Pedro es un flaquito tan flaquito que de largo de pantalón tiene talla 8, pero de cintura yo creo que tiene talla 4 o algo así)